La facturación del comercio electrónico en España alcanzó en 2019 un total de 48.826 millones de euros, lo que supone un 24,4% más que los 39.243 millones de euros que ingresó el año precedente, según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que apunta que estas cifras reflejan la situación del mercado antes del Estado de alarma provocado por la pandemia del Covid-19.

Este dato se produce después de que en el cuarto trimestre del año pasado las ventas del comercio electrónico ascendieran hasta los 13.365 millones de euros, un 23,5% más que los 10.820 millones de euros de los tres últimos meses de 2018 y un 7% más que los 12.493 millones de euros del tercer trimestre.

Por sectores, las industrias con mayores ingresos en el cuarto trimestre de 2019 han sido las agencias de viajes y operadores turísticos, con el 12,5% de la facturación total; las prendas de vestir, con un 7,1%, y el transporte aéreo, con un 6,5%.

Las webs de comercio electrónico en España se llevaron casi la mitad de los ingresos en el cuarto trimestre del pasado año.

Por su parte, el número de transacciones registradas alcanzó en los tres últimos meses del año pasado los 242,6 millones de operaciones, lo que representa una subida del 17,9% respecto a los 205,8 millones del mismo periodo del año anterior.

En este contexto, el transporte terrestre de viajeros lidera el ranking por compraventas con un 6,4%, seguido de los juegos de azar y apuestas y los grandes almacenes, con un 6,3% y un 5,9%, respectivamente.

En cuanto a la segmentación geográfica, las páginas web de comercio electrónico en España acumularon el 48,7% de los ingresos en el cuarto trimestre de 2019, de los cuales un 18% son procedentes del exterior, mientras que el 51,2% restante correspondía a compras con origen en España a webs en el exterior.

DÉFICIT EXTERIOR

En este contexto, el saldo neto exterior, la diferencia entre lo que se compra desde el extranjero a sitios webs españoles y lo que se compra desde España al extranjero, arrojó un déficit de 4.441 millones de euros en los tres últimos meses del pasado año.

En este sentido, la CNMC añade que, por número de transacciones, el 41,0% de las compraventas se registran en webs españolas y el 58,9% en webs del extranjero.

En concreto, el volumen de negocio de las transacciones con origen en España hacia el exterior fue de 6.848 millones de euros, un 24,7% más, mientras que las ventas desde webs españolas hacia el exterior alcanzaron una facturación de 2.407 millones de euros, un 36,4% más.

Asimismo, los datos de la CNMC recogen el que 95,7% de las compras desde España hacia el exterior se dirigen a la Unión Europea, seguido de Estados Unidos (1,8%). Las prendas de vestir (8,5%), el transporte aéreo (8,3%) y los hoteles y alojamientos similares (5,1%) son los sectores más demandados.

En el caso de las compras realizadas en España desde el exterior, el 63,9% proviene de la UE, mientras que un 12,7% procede de la región que engloba Europa Central, Oriente Medio y África (CEMEA) y un 10,5% viene de Asia Pacífico. Las áreas de actividad relacionadas con el sector turístico (que agrupa las agencias de viajes, transporte aéreo, transporte terrestre, alquiler de automóviles y los hoteles) acaparan el 61% de las compras.

Por otro lado, los ingresos de comercio electrónico dentro de España aumentaron un 15,3% interanual en el periodo comprendido entre octubre y diciembre, hasta los 4.110 millones de euros. El sector turístico supone el 21,4% de la facturación dentro de España, seguido de los espectáculos artísticos, deportivos y recreativos (7,1%).

Comentarios de Facebook