Sabadell Blink
Josep Oliú, presidente de Banco Sabadell.

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, señaló este miércoles que confía que la entidad pueda cumplir con los objetivos que se había marcado en su plan estratégico para los próximos tres años, pese a la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de aplazar la subida de tipos. Aunque eso sí, no ha sido tan optimista con el TSB y ha explicado que los objetivos para la filial británica se retrasarán al menos un año.

“Creemos que el plan es perfectamente cumplible, aunque con ligeros retoques, y que el TSB lo alcanzará un año más tarde”, explicó Oliu sobre la evolución de la entidad en los próximos años. Una operativa que tendrá a España como eje vertebrador y que se sostendrá sobre los pilares que se han reforzado en la firma catalana: la banca corporativa (en especial pymes) y una nueva imagen más centrada en los clientes.

Un crecimiento en el territorio patrio que por el momento se realizará sin retoques de la red de oficinas, según ha querido recalcar el consejero delegado de la entidad, Jaime Guardiola. “La reducción en el número de oficinas es algo dinámico que irá llegando con el tiempo, pero que se hará a medida que los clientes demanden más los servicios digitales”, subrayó Guardiola.

Banco Sabadell

Banco Sabadell teme la competencia de Google y Amazon

Banco Sabadell está envuelto en una transformación digital que, busca, entre otras cosas, hacer frente a la competencia que se avecina de tecnológicas como Google y Amazon.

A lo largo del encuentro que mantuvo parte del equipo directivo de la entidad con periodistas, el tema bursátil ocupó una buena parte del tiempo, en especial debido al castigo bursátil que acumula el banco en los últimos 12 meses. Oliu destacó que el bajo precio actual al que cotiza la firma (por debajo de la mitad de su valor en libros) podría ser “una oportunidad para que otros se interesen por el banco”. Además, el presidente negó de forma tajante que esté sobre la mesa una posible ampliación de capital y que espera cerrar el 2019 con un CET 1 Fully Loaded (ratio de capital de máxima calidad que mantienen los bancos) en el 11,7%, aunque no descarta poder llegar al 12%.

Al igual que el presidente se mostró tajante respecto a posibles ampliaciones de capital, no fue así con los rumores que sobrevuelan la entidad en los últimos días. El nombre que más ha sonado es el de Bankia, a la que Oliu se ha referido para recalcar que a día de hoy “no hay nada encima de la mesa”, pero en un futuro “no se descarta” cualquier tipo de operación. Una afirmación que más tarde matizaría para explicar que no solo se hablaba de la firma presidida por Ignacio Goirigolzarri, sino también de otras firmas.

Por último, el presidente si se ha mostrado más duro a la hora de pedir a las autoridades judiciales europeas que actúen con mayor diligencia y que, sobretodo, no cambien las reglas del juego en el último momento. “Tanto nosotros como el resto de bancos europeos hemos actuado como marcaba la ley en su momento” explicó Oliu en relación al posible fallo en contra al que se podría enfrentar la banca en relación a distintas cláusulas sobre las hipotecas ligadas al tipo IRPH.

Además, el primer ejecutivo del Sabadell ha subrayado que espera “que la actuación de los tribunales europeos se atienda a un criterio de racionalidad”, ya que de no hacerlo “nos tendremos que preocupar por la deriva que está tomando el sistema judicial en el viejo continente”.

JUNTA DE ACCIONISTAS DE BANCO SABADELL

Oliu rendirá cuentas ante los accionistas este jueves 28 de marzo, durante la Junta Ordinaria de Accionistas, con su reelección entre los principales puntos del día. Para ello, el presidente de la entidad propondrá mantener el pago de dividendos en los niveles máximos que se había propuesto en los últimos años, con un ‘payout’ (como se conoce en la jerga financiera la cantidad de beneficios que se reparten sobre el total) cercano al 50%. En concreto, el banco repartirá algo más de 127 millones que se reparten en dos pagos a lo largo de 2019, uno de 0,2 céntimos por acción y otro de un céntimo.

“Me he comprometido a continuar otros cuatro años en el cargo” (que deberán ratificar los accionistas), explicó Oliu a la pregunta sobre su reelección. Además, el presidente quiso despejar dudas de una posible retirada prematura, dijo anteriormente que lo haría a la edad de Francisco González, y que cuando llegue a los 74 años, supeditado a que prosiga en el cargo, lo pensará.