OHL

La financiera Fitch ha rebajado en tres puestos la nota de OHL, bajándola del ‘B+’ que tenían desde 2016 a un ‘CCC+’. Esta decisión sitúa a OHL en el mismo nivel que Moody’s. Fitch lleva realizando estas rebajas en los últimos años, en el contexto de un proceso de saneamiento y reestructuración al que se ha comprometido la corporación.

OHL, la constructora participada por el grupo Villar Mir, se ha revuelto ante la revisión de Fitch y ha manifestado públicamente su desacuerdo sobre la misma “por el momento temporal en el que se produce”.

“La compañía se encuentra en la senda de la recuperación y no se han dado motivos, en el presente ejercicio, que justifiquen la decisión ahora adoptada por Fitch“, indicó OHL.

La constructora argumenta que este año “registra una progresiva recuperación de los márgenes del negocio de construcción, genera beneficio bruto de explotación (Ebitda) positivo en todas sus líneas de negocio y una progresiva reducción de consumo de caja”.

OHL

Qatar podría reclamarle 1.134 millones de euros a OHL

OHL teme de nuevo la posibilidad de tener que desembolsar 1.134 millones de euros a favor de Qatar. La empresa se vería...

“La compañía no comparte la decisión de la agencia por el momento temporal en que se produce y así se lo ha comunicado”, aseguró OHL a través una notificación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En fuentes de la compañía que preside Juan Villar-Mir de Fuentes apuntan a que la propia Fitch reconoce la mejora que viene mostrando la empresa en su informe, en el que achacan su decisión a las “debilidades” mostradas por la empresa en los últimos años que se tratan de superar, como son el reconocimiento y saneamiento de los proyectos internacionales fallidos, los denominados ‘legacy’.

En su informe, Fitch achaca su rebaja al “débil perfil financiero” de OHL, “mayor del esperado por el continuo consumo de caja de los ‘legacy'”.

No obstante, la firma indica que el hecho de que otorgue a su nota una perspectiva estable y descarte así nuevos movimientos refleja “la gradual mejora en el beneficio operativo de la empresa gracias a las medidas de control de sus riesgos implementadas”.

Así, Fitch espera que disminuya el consumo de caja y aumente el margen de Ebitda en el “medio plazo”, en la medida en que el grupo vaya digiriendo los ‘legacy’.

EBITDA CERRARÍA POR FIN EN POSITIVO

OHL anunció a comienzos de año que prevé cerrar 2019 con un Ebitda de más de 45 millones de euros, el primero anual positivo en cuatro años. La constructora ya saldó con Ebitda positivo el último trimestre de 2018 y los dos primeros de 2019.

La compañía contempla el ejercicio como un “año de transición” hacia la consecución, a partir de 2020, de ganancias con las que superar los ‘números rojos’ de los tres últimos años, fruto del referido proceso de saneamiento que aborda desde 2013.

La revisión de Fitch tiene lugar días después de que OHL perdiera un recurso ante un tribunal de arbitraje británico que habilita a Qatar a reclamarle 1.134 millones por la resolución del contrato de obras de construcción de un hospital del país en 2014.