Stripe-software de pago

La herencia del comercio tradicional es uno de los factores que frena la expansión de las empresas en España. La internacionalización empresarial es muy necesaria para la prosperidad de los negocios, sin embargo no es tan fácil como debería, al menos en España. Los obstáculos en el camino de las empresas por abrirse a un mercado internacional no cesan,  y los aranceles son  el más preocupante.

Un informe sobre nativos globales, realizado por Stripe, tecnológica especializada en infraestructura económica en internet, revela datos sobre las empresas nacionales. De la encuesta realizada a casi 10.000 participantes, el 42% argumenta que es más difícil hacer negocios a nivel internacional hoy que hace cinco años.

El 70% de los negocios online está vendiendo fuera de su mercado local. En el caso de España, el porcentaje aumenta hasta el 77%. El cambio de paradigma empresarial se hace más evidente si comparamos estas cifras con las de empresas que venden internacionalmente en nuestro país, menos del 2%.

DIA

Los franquiciados de DIA confían en el plan de rescate de Fridman

Esta semana, Mikhail Fridman lanzó una opa a través de su grupo LetterOne para adquirir el 70,999% del capital social de la cadena de supermercados DIA...

El principal mercado de España es la Unión Europea (45%), Norteamérica (12%), seguido por China y Sudamérica (10% cada una). En este ámbito de internacionalización hay que tener en cuenta diversos factores, además de los plenamente empresariales, como la cultura y forma de pensar del país concreto. Los bancos de cada territorio son otro actor importante en el escenario empresarial.

LA TECNOLOGÍA QUE MODIFICA TENDENCIAS

Las grandes marcas de hoy, y sobre todo las más internacionales, como Coca Cola o Inditex tardaron años en abrirse al mercado exterior. Sin embargo, el 60% de las compañías online que acceden a nuevos mercados, lo hacen en su primer año de vida. Y lo que es más impactante, el 13% de estas empresas lo hace desde el primer día.

El tamaño de las empresas tiene influencia en su globalización. Para las empresas de mayor tamaño es más fácil, pero en el caso de las pymes es algo diferente. Ha sido la expansión de la tecnología al mercado empresarial la que, precisamente, ha facilitado el trabajo. Los nativos globales, como se podría denominar a estas nuevas empresas internacionalizadas desde sus primeros pasos, hacen de la tecnología su mejor aliado y acceden a los nuevos mercados mucho más rápido.

LA REGULACIÓN, UNA PIEDRA EN EL CAMINO

“España no está apostando por la economía digital”, declara el director general de Adigital, José Luis Zimmermann. El camino hacia la expansión de una empresa española está lleno de obstáculos, el primero son las políticas gubernamentales. Los resultados de la encuesta establecen que son los empresarios los que afirman que los impuestos, las barreras regulatorias y las tarifas gubernamentales son los principales impedimentos para llegar a un mercado mundial.

El 44% de los empresarios de más de 15 países, que han participado en la encuesta, inciden en la dificultad para establecer una empresa en su propio país de origen. Los emprendedores japoneses son los que consideran que es más sencillo abrir un negocio en su país; mientras que en el otro extremo se encuentran los españoles, dónde solo un 29% considera fácil abrir una empresa en territorio nacional. Es la cifra más baja del estudio, solo superada por Italia.