Las obras de nueva construcción huyen de Madrid y viajan a Murcia
Grúas en el Ensanche de Vallecas, al Sureste de Madrid.

Las obras de nueva construcción en Madrid han aumentado un 19% con respecto al año 2017. La capital se queda a cuatro puntos de la media nacional (23%) y muy lejos del 88% registrado por la Región de Murcia. Las grúas pueblan el litoral mediterráneo y abandonan el centro de la Península Ibérica.

La vivienda de nueva construcción vive un momento dulce en el sector inmobiliario español, según los últimos datos del Ministerio de Fomento. Muestra de ello es el incremento en la concesión de visados de obra nueva a los Colegios de Arquitectos, que alcanzaron de enero a octubre de 2018 los 83.882 en toda España, según las últimas cifras de la cartera que dirige

Esto supone un aumento del 23% respecto al mismo período de 2017, cuando se tramitaron 68.084. La alta demanda del alquiler y el insuficiente parque de viviendas usadas, sobre todo, en las grandes ciudades, lleva a muchos compradores a invertir en este tipo de inmuebles. Esta situación, a su vez, estimula la construcción de nuevas viviendas, que muestra una tendencia al alza prácticamente en todo el territorio nacional.

LA OBRA NUEVA CRECE UN 88% EN MURCIA

Vitrio ha analizado el avance en la concesión de visados de obra nueva en las distintas comunidades autónomas españolas para identificar los principales focos, así como sus circunstancias particulares.

Los bajos precios y el atractivo inmobiliario de la Región de Murcia, Cantabria y Navarra
disparan el alza de la vivienda nueva. Estas comunidades, con incrementos en el número de visados del 88% en el caso Región de Murcia, del 78% en Cantabria y del 70% en Navarra, ocupan el pódium nacional del crecimiento de la vivienda de obra nueva en España.

Uno de los factores que impulsan el incremento son los bajos precios del metro cuadrado de suelo urbano: 87 euros en el caso de Cantabria, cerca de los 99 euros en Navarra y en torno a los 137 en el de Murcia. En los tres casos, por debajo de la media nacional de 155 euros, según los datos del tercer trimestre de 2018.

Además, el mercado inmobiliario en estas regiones presenta distintas características muy
apreciadas por los compradores de vivienda nueva que buscan rentabilizar sus inversiones.  En el caso particular de la Región de Murcia, se trata de una comunidad con una importante demanda por su atractivo turístico, sobre todo en el área del litoral mediterráneo. 

Cantabria, por su parte, toma cada vez mayor protagonismo entre los destinos nacionales costeros para quienes buscan en verano zonas menos congestionadas por el turismo; y en Navarra, el alto dinamismo en el mercado del alquiler de Pamplona y su comarca, por la importante presencia de estudiantes y trabajadores de grandes empresas instaladas en la región, hace de ella uno de los focos de inversión en vivienda nueva más importantes del norte peninsular, según los expertos de Vitrio.

MADRID VE PELIGRAR SU TRONO

Madrid, Cataluña y Andalucía continúan como las comunidades donde más obra nueva se construye, pero preocupa la recesión que ha sufrido el centro peninsulr. La Comunidad de Madrid, con más de 19.300 nuevos visados, rozó un alza del 19%; en Andalucía, con 15.750, el incremento fue de casi el 13%; y en Cataluña, con más de 10.800, crecieron un 26%. Salvo en la comunidad catalana, donde el alza superó en 3 puntos la media nacional (23%), las otras dos comunidades presentaron un ritmo de crecimiento menor.

Como en las regiones con mayor porcentaje de crecimiento en cuanto a emisión de visados, el precio del suelo urbano constituye un factor fundamental en la evolución del mercado de obra nueva. Tanto Madrid, donde el metro cuadrado ronda los 252 euros, como Cataluña, donde supera los 174, y Andalucía, donde está por encima de los 160, superan el valor medio nacional (155 euros).

Mientras que el atractivo inmobiliario que ostentan la Comunidad de Madrid y Cataluña se
debe principalmente al auge del turismo urbano y la alta actividad económica en las
metrópolis madrileña y barcelonesa, en el caso de Andalucía, la tradicional demanda de viajeros atraídos por el buen clima del sur sigue constituyendo uno de los principales motoresdel mercado inmobiliario en la región.

Sólo La Rioja rompe con la tendencia al alza generalizada del mercado de la vivienda de nueva edificación en España. Con 92 visados menos a finales de 2018, el decrecimiento en la región respecto al año anterior es del 26%.