Ana Botín

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín y el de CaixaBank, Jordi Gual tienen el objetivo de seguir conquistando millennials. Jóvenes nacidos a partir de los 80 y caracterizados por ser una generación digital e hiperconectada. Según Accenture, el 94% de ellos son usuarios de banca online y utilizan servicios y productos bancarios a través de apps.

Tras la irrupción de las fintech y las big tech en el sector, la banca tradicional se puso las pilas, en concreto Santander y CaixaBank que decidieron poner en marcha Openbank e imaginBank. Dos neobancos o lo que es lo mismo, dos bancos 100% digitales impulsados por dos de las entidades más grandes de España.

Está claro, esta generación no quiere desplazarse a una sucursal bancaria y solo quiere relacionarse con su banco a través de canales digitales. Tampoco quieren pagar por este servicio, al menos de manera obligatoria y esto es lo que ellos le han dado.

CAIXABANK SE ADELANTA

En enero de 2016, CaixaBank lanzaba imaginBank con el objetivo de captar medio millón de clientes de la generación millennial a finales de 2017. Según explica la entidad a MERCA2, ya han alcanzado los 1,5 millones.

En el momento de su lanzamiento se convirtieron en el “primer banco mobile only” que se puso en marcha en España y el primero del mundo en el que la operativa se realizaba exclusivamente a través de canales digitales, una app para toda la operativa bancaria y las redes sociales y whatsapp para el servicio de atención al cliente. Es decir, todo empieza y acaba en el móvil.

Precisamente este es su atractivo para el target joven, aunque se dirigen a un público de entre 18 y 35 años, la media de edad es de 24 años. La entidad destaca que su propuesta de valor es que el usuario gestiona sus finanzas de manera autónoma, ayudado por herramientas tecnológicas “inteligentes” que facilitan un seguimiento continuo de su economía personal.

FUERA COMISIONES

Tras el primer año consiguió situarse como la aplicación bancaria mejor valorada entre la oferta de servicios de las principales entidades en App Store y Google Play. Pero el principal atractivo para el público joven es la política de cero comisiones.

Su producto estrella es la cuenta corriente imaginBank, sin comisiones ni condiciones de vinculación y con servicios avanzados tanto para la gestión de finanzas personales como para la realización de transferencias y de pagos P2P. También es gratis la tarjeta Visa imaginBank de débito que dan al cliente cuando se da de alta, no lleva cuota de emisión ni tasa de mantenimiento.

En cuanto a financiación, imaginBank ofrece una línea de préstamos al consumo fácilmente contratables (one-click). Pero la entidad catalana ha querido ir más allá, y lo hace con imaginCafé, ubicado en uno de los puntos más céntricos y más frecuentados por los jóvenes en Barcelona. Promueve una amplia programación de iniciativas vinculadas, fundamentalmente, a la tecnología, la música y las industrias creativas.

EL SANTANDER REINVENTA OPENBANK

Santander lanzó Openbank en 1995, pero fue en mayo de 2017 cuando el banco relanzó la marca dando un giro a su logo, página web y aplicación móvil para convirtiéndose en una entidad 100% digital. A día de hoy ya cuentan con 1,3 millones de clientes.

Su buena marcha les ha llevado a expandirse por Europa y América. En 2019 se lanzó en Alemania, Portugal y los Países Bajos. Y para este 2020 esperan aterrizar en otros 10 mercados, incluyendo países como Argentina y México.

El banco ofrece una cuenta corriente sin comisiones que permite realizar transferencias gratuitas a cualquier país de la UE a través del sitio web o la aplicación móvil de Openbank. Esta cuenta viene con una tarjeta de débito gratuita que permite a los clientes utilizar todos los sistemas de pago móviles (Apple Pay, Google Pay, Fitbit …).

AUMENTA LA VINCULACIÓN

El Santander ofrece bastantes productos a través de Openbank, además de cuentas, tiene depósitos, hipotecas, financiación al consumo, gestión de inversiones y seguros. Y no le está yendo nada mal. A cierre de 2019 su banco digital ya contaba con 115.000 cuentas nómina y habían conseguido que sus clientes estén más vinculados, contando con una media de 4,4 productos por cliente.

Además, han conseguido un alto crecimiento, tanto en depósitos, como en activos. Por ejemplo, ha aumentado el 134% el número de hipotecas vendidas en los últimos 12 meses. Otra novedad de esta entidad es que todas las tarjetas están vinculadas a una organización benéfica elegida por el cliente y cada vez que paga con su Tarjeta Solidaria, puede redondear el pago al alza al euro más cercano y donar la diferencia.

También aquí los clientes tienen a disposición toda la red de cajeros del Santander, y pueden hacer todas as operaciones a través de la app. En su caso, las dudas y consultas son por teléfono.

Comentarios de Facebook