apple silicon

Apple soltó la bomba tecnológica de 2020 en la WWDC (Worldwide Developers Conference) de junio de este año: había encontrado la forma de dejar de depender de los procesadores de Intel, y comenzaría la transición a sus propios procesadores en los portátiles a presentar a finales de año. En efecto, ayer la compañía de Cupertino cumplió su palabra y sacó al mercado los nuevos Mac, pero con los procesadores propios del proyecto Apple Silicon. Por fin, el sueño original de la compañía, se ha hecho realidad. Analizamos lo que supone tanto para la compañía como para sus productos tecnológicos, pues según parece, Tim Cook quiere llevarlo más allá de los portátiles.

EL DÍA HISTÓRICO QUE APPLE SIEMPRE SOÑÓ

No es de extrañar que Tim Cook, actual CEO de Apple, categorice el anuncio oficial del uso de Apple Silicon en varios productos de la compañía como un paso histórico. Desde el lanzamiento de primer iPhone de éxito, Apple ha buscado el desarrollo de procesadores estables propios, con el objetivo de no depender tecnológicamente para sus desarrollos de tecnología y proveedores externos. Ahora, con la constatación de que lo han logrado, se avecinan, probablemente, cambios importantes en la propia arquitectura del hardware. De momento, parece que dichos cambios se llevarán únicamente a la línea de ordenadores personales.

Sin embargo, desde la compañía no ocultan que su intención última sea utilizarlo también para los dispositivos móviles, iPad incluido. De esta forma, Apple comienza la cuenta atrás para desvincularse del peso de los procesadores Intel en sus costes. ¿Será la vía para sacar por fin un Apple más económico? Lo cierto es que a lo largo de la historia de la compañía hemos visto opciones desechadas precisamente por este motivo, por lo que no hay excesivas esperanzas de que sea ese el foco, aunque sí, quizás, utilizar gamas de diverso valor.

MAC CON APPLE SILICON: ASÍ SERÁ LA TRANSICIÓN

Tal y como presentó Tim Cook, el plan de Apple es seguir una serie de pasos a modo de transición, de modo que no se va a cortar de raíz con Intel. Es más, el CEO de la compañía de Cupertino insistió en que hay importantes desarrollos pendientes de lanzamiento con procesadores Intel, de modo que en principio, o al menos en una primera fase, seguirán contando con su socio tecnológico.

Así pues, según dan a entender desde Apple, serán los Mac los encargados de ser la avanzadilla de los sistemas de Apple Silicon. Aunque si lo han lanzado implica que tienen una alta certeza de que el rendimiento será el esperado, y la aceptación de sus fieles, la buscada, no deja de ser una apuesta arriesgada. En el mundo tecnológico, ya hemos sido testigos de grandes fracasos ante cambios tan significativos.

QUÉ ES APPLE SILICON

En realidad, Apple Silicon se trata de un programa de hardware que reemplazará, paulatinamente, y sólo en algunas líneas de dispositivos, a los procesadores x86 de Intel. Esta nueva arquitectura con ARM permitirá a Apple diseñar específicamente sus propios desarrollos para Mac. En principio, afectará mayoritariamente a la línea de portátiles Mac y también a los sobremesa, como hemos visto en la presentación de ayer.

¿Por qué ARM? Aunque muchos se siguen haciendo esta pregunta, no es un desconocido para Apple. ARM licencia sus desarrollos a gran número de fabricantes, Apple entre ellos.

¿QUÉ PASARÁ CON INTEL?

La gran duda que queda en el aire, aún con los mensajes de Tim Cook, es en qué punto se va a encontrar la relación Intel-Apple. El desarrollo de Apple Silicon corta una de las vías de colaboración con la compañía, y seguramente el usuario perciba algunos cambios respecto al rendimiento del dispositivo. Si a mejor o peor, el tiempo lo dirá. De momento, la jugada le ha dejado fuera del segmento móvil. 

ASÍ LLEGARÁ A LOS NUEVOS MAC

A tenor de las presentaciones de ayer de los nuevos Mac, las principales aportaciones del nuevo procesador se resumen en:

  • Mayor velocidad de procesamiento y respuesta de la RAM
  • Un espacio para una mayor batería, y por extensión, mayor autonomía

Ahora solo queda el veredicto del público para confirmar que la compañía ha acertado con el Apple Silicon.