El impuesto de matriculación no subirá tanto como se esperaba porque el Gobierno va a matizar las nuevas medidas. | Foto: Bloomberg

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos aumentaron un 48,7% en el mes de agosto, hasta 107.692 unidades, según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac). De esta manera, se cumplen las expectativas, ya que con la entrada en vigor de la nueva normativa de homologación de consumo y emisiones WLTP los coches aumentarán de media a partir de septiembre un 20% sus emisiones, lo que supone un crecimiento de la cantidad que los clientes deberían pagar por el impuesto de matriculación.

Por todo ello, las principales marcas del sector optaron por ofrecer a sus clientes una serie de descuentos para así deshacerse del stock de estos vehículos que aumentarían su precio. Esto ayudó a aumentar sus ventas en un mes que suele ser bastante plano.

Sin embargo, este impacto en el coste de los automóviles no será tan exponencial como se esperaba. El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha anunciado que permitirá utilizar el valor correlado de los niveles de CO2 del WLTP con los valores del NEDC (la anterior normativa) hasta finales de 2020. Por ello, de media, los valores de tributación subirán alrededor de un 5%, lejos del 20% que podría darse.

Diésel WLPT

La nueva trampa del diésel: contaminará más (pero solo sobre el papel)

Los vehículos de motor diésel matriculados a partir del 1 de septiembre tendrán que haber superado el nuevo sistema de medición de consumo de...

Esta maniobra ya se contemplaba en el propio reglamento europeo y servirá de transición mientras conviven ambos tipos de medición. En este sentido, el propio ministerio ha señalado que esta medida no exime a ningún vehículo de cumplir con las emisiones establecidas por el WLTP, pero sí gradúa el impacto fiscal del cambio de procedimiento.

VALORACIONES

En este contexto, han sido muchos los que se han animado a valorar de forma positiva este último movimiento del Gobierno. Desde Anfac, han asegurado que esta medida limitará la posible caída de la demanda que se hubiese producido por un incremento de la tributación sobre cada automóvil nuevo, lo que dará estabilidad al mercado. Además, desde la asociación han destacado que la implantación del WLTP sin transición resultaría muy negativa para los vehículos fabricados en España, que suponen un 24% del total de las matriculaciones.

Por su parte, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) ha calificado de “parche” esta medida ya que se mantiene en su demanda de eliminar el Impuesto de Matriculación, en línea con los grandes mercados europeos. Sin embargo, Ganvam ha destacado que esta situación neutralizará la subida de precio de los vehículos nuevos hasta 2021, lo que permitirá mantener la competitividad y la inercia de las ventas.