El bróker RobinHood, que salto a la fama hace un mes por consentir el apalacamiento infinito a sus traders, lo que les permitió ganar millones de dolares por un error informatico, ha vuelto a tener problemas con las autoridades financieras por sus malas practicas.

La Autoridad Reguladora de la Industria Financiera (FINRA), que regula a los corredores de bolsa estadounidenses, emitió una multa contra la start up californiana por valor de 1.25 millones de dolares por violar la regla del “best price, best execution” durante el periodo que va de octubre de 2016 a noviembre de 2017. Robinhood también acordó contratar a un consultor independiente para revisar “los sistemas y procedimientos relacionados con mejor ejecución “.

El regulador descubrió que Robinhood, start up que fue valorada en 7,6 mil millones en julio, envió órdenes de compra de sus clientes a cuatro brokers dealers externos de bolsa que luego le pagaron por recibir estas órdenes. La práctica, conocida como externalizar el flujo de ordenes, no es ilegal. Sin embargo, los brokers que enrutan las ordenes de sus clientes a empresas externas están obligados a realizar una revisión orden por orden o implementar un programa de revisión externo que sea riguroso y que garantice que los clientes reciben el mejor precio.

La regla de la mejor ejecución es un requisito importante de protección del inversor que esencialmente obliga a un Bróker de bolsa a ejercer un cuidado razonable para ejecutar la orden de un cliente y obtener los términos más ventajosos para el cliente. Como las circunstancias de cada orden y entorno de negociación varían, también lo hace la determinación de cuál es la mejor ejecución.

Los “dealers” de bolsa deben ser conscientes del deber de mejor ejecución que deben a los clientes cuando reciben, manejan, encaminan o ejecutan órdenes de clientes en acciones, opciones y títulos de deuda. Si un broker de bolsa recibe un incentivo de enrutamiento de órdenes, como el pago por flujo de órdenes, o comercia con las órdenes de los clientes, no debe permitir que esos factores interfieran con su deber de mejor ejecución ni tenerlos en cuenta a la hora de buscar el mejor precio para sus clientes en detrimento de sus comisiones.

FINRA alega que Robinhoodno consideró razonablemente” dónde podría encontrar los intercambios de mayor calidad para sus usuarios, y pasó el flujo a sus socios de enrutamiento preexistentes que pagaron a Robinhood por el flujo de los clientes en lugar de explorar alternativas mejores y mas baratas para sus traders. Robinhood tampoco realizó revisiones periódicas de la mejor ejecución en varios tipos de órdenes, incluidas las operaciones con límite, las órdenes de stop y las operaciones overnight, agregó el regulador.
En consecuencia, cientos de miles de ordenes cada mes quedaron fuera del proceso de revisión ‘regular y riguroso’ de la empresa“, escribió FINRA en un comunicado.

Robinhood respondió rápidamente, señalando que el “problema ocurrido durante el período de tiempo 2016-2017″ no es un problema para sus usuarios actuales, y que desde entonces la empresa ha implementado una mejor manera de unir a los operadores con las mejores prácticas de ejecución.

“Los hechos en los que se basa el acuerdo no reflejan nuestras prácticas o procedimientos actuales“, dijo un portavoz de la compañía en un comunicado enviado por correo electrónico. “En los últimos dos años, hemos mejorado significativamente nuestras herramientas y procesos de monitoreo de ejecución relacionados con la regla de mejor ejecución, y hemos establecido relaciones con más creadores de mercado adicionales”.

Las inquietudes en torno al pago por revender el flujo de ordenes a terceros salieron a la luz este año con los brokers que ofrecen trading gratuito sin comisiones comerciales. Con la pérdida de ingresos por comisiones, algunos han especulado que los markets makers buscarán compensar las perdidas ingresando mas por la venta de su flujo de órdenes a terceros e ignorando potencialmente la calidad de ejecución de los clientes.

En octubre, Brett Redfearn, director de la división de comercio y mercados de la Comisión de Bolsa y Valores,la SEC, advirtió a los BROKERS sobre el cumplimiento del requisito de mejor ejecución.

La multa de FINRA llega aproximadamente tres semanas después de que Robinhood retirara su solicitud para convertirse en un banco oficial.El dealer californiano presentó una solicitud a principios de 2019, buscando ofrecer cuentas corrientes y de ahorro sin cargo después de que el lanzamiento de dicho servicio fallara en 2018.

Robinhood también cayó bajo el escrutinio regulatorio después de que los miembros del grupo WallStreetBets de Reditt descubrieran una fallo informatico den noviembre que permitía comerciar a los traders de este broker con grandes cantidades de efectivo prestado.

Un usuario encontró el error cuando convirtió un depósito de 2000 dolares en una orden apalancada de $ 50000 dolares en opciones de Apple. Otros miembros del foro copiaron rápidamente las operaciones con sumas cada vez más grandes de dinero prestado, y un usuario incluso hizo una lista del salón de la fama para los traders que aprovecharon el mayor poder de compra para levantarse millones a costa de Robinhood.

Robinhood arreglo el problema días después y envió una carta a los traders involucrados dándoles 60 días para devolver el dinero ganado y liquidar sus cuentas.