endesa

Novo Banco planea deshacerse este año de hasta 1.200 millones de euros de préstamos dudosos (NPL, por sus siglas en inglés) de una cartera que incluye hipotecas, crédito al consumo y préstamos mayores.

Según indicó su consejero delegado, António Ramalho, en una entrevista con ‘Bloomberg’ recogida por Europa Press, la mayoría de los préstamos forman parte de una cartera denominada ‘Nata 3’ que la entidad tenía previsto vender antes de que estallase la crisis del Covid-19.

“Sin la pandemia, hubiera sido natural para nosotros vender ‘Nata 3’ a través de una sola transacción. Ahora tenemos que encontrar una forma de adaptarnos a la situación actual”, señaló el consejero delegado.

Según Ramalho, la demanda de carteras se ha mantenido “razonablemente estable” en Portugal, siendo la mayoría de los compradores inversores estadounidenses o británicos.

En cuanto al negocio en España, Novo Banco analiza una posible reestructuración adicional para recortar costes, que podría pasar por una venta. El banco, que perdió 1.060 millones en 2019, prevé abandonar los ‘números rojos’ en 2021.