Ryanair
Chris Ratcliffe/Bloomberg

El de momento CEO de Ryanair, Michael O’Leary, pronosticó hace dos años que Norwegian quebraría. Aunque la noruega no atraviesa su mejor momento, no ha quebrado. Pero lo que no sabía el excéntrico O’Leary es que en España Norwegian acabaría por darle una lección de negocio y estrategia laboral que le dejaría sin palabras.

La situación de las dos low cost en el último año ha ido más parejo de lo que O’Leary vaticinó: caída de beneficios, cierre de rutas y bases, precios elevados de combustible y problemas con el Boeing 737 MAX, entre otras. Un cóctel que en España puso en pie de guerra a los sindicatos. Pero solo Norwegian ha conseguido parar sus huelgas.

El Prat: el eterno segundón lastrado por las huelgas

Para muchos extranjeros, El Prat es el aeropuerto más importante de España. Sin embargo, las estadísticas le sitúan en una segunda posición...

La noruega tenía previsto cerrar en el mes de noviembre sus bases de Las Palmas y Tenerife por razones de rentabilidad; además de Mallorca. Decisión que están reconsiderando por el “el nuevo y siempre cambiante entorno competitivo”. De momento están en conversaciones con los sindicatos para buscar una solución “adecuada y viable para mantener ambas bases abiertas”. Hasta la fecha, ha evitado las huelgas en España.

Todo lo contrario que le ha ocurrido a Ryanair, donde los tripulantes de cabina convocados por USO y Sitcpla, iniciaron el pasado domingo las diez jornadas de huelga de los días 1, 2, 6, 8, 13, 15, 20, 22, 27 y 29 de septiembre. A estos se han sumado los pilotos en España que han convocado paros para los días 19, 20, 22, 27 y 29 de septiembre.

Estas huelgas están motivadas por el anuncio de Ryanair de cerrar las bases de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria, Lanzarote y Girona, lo que supondría la pérdida de más de 500 empleados de la compañía; 150 de ellos, pilotos.

Si Norwegian dio marcha atrás en su plan, Ryanair optó por todo lo contrario. La compañía afirmó que el cierre de las bases de invierno en Canarias “es un hecho irreversible”. La aerolínea culpó de esta situación al retraso en las entregas de los 737 MAX con los que contaba para este invierno. También aseguró que las bases como las de las Islas Canarias “generan grandes pérdidas durante la temporada de invierno”.

El CEO de Ryanair, Michael O’Leary, pronosticó hace dos años que Norwegian quebraría. No solo no ha sido así; sino que le ha dado una lección en España

Dos años después, O’Leary –que en septiembre pasará a dirigir el grupo Ryanair– no solo ha fallado en sus previsiones; sino que ha tenido que tragarse sus palabras y aprender la lección que la low cost noruega le ha dado.

NORWEGIAN TRASNPORTA 25 MILLONES DE PASAJEROS

Además de evitar los paros, las cifras de tráfico le sonríen a la compañía. Norwegian transportó a 25,31 millones de pasajeros durante los ocho primeros meses de este año, lo que supone un incremento del 1,8% en relación al mismo periodo de 2018, con una ocupación media del 86,7% en su red, informó este jueves la aerolínea.

En agosto, la compañía aérea de bajo coste trasladó a 3,5 millones de pasajeros, con un descenso del 3% sobre el mismo mes de un año antes, mientras que la ocupación media se situó en el 90%, lo que supone 0,4 puntos porcentuales por encima, y el ingreso unitario mejoró en un 3%.

Por otro lado, la estrategia de la compañía contempla un extenso programa de reducción de costes, Focus2019, que contribuirá a la reducción estimada del mínimo de 2.000 millones de coronas (205,6 millones de euros) en 2019.