Norwegian y OSM Aviation han firmado este viernes un acuerdo por el que Norwegian Air Resources asume a partir de ahora toda la responsabilidad como empleador en aquellas compañías en España, Reino Unido y Estados Unidos en las que emplea personal de vuelo, por lo que se convierte en el empleador permanente para unos 3.000 tripulantes, entre pilotos y tripulantes de cabina (TCP) en estos países.

Al mismo tiempo, Norwegian se convierte en el propietario de OSM Aviation Limited, la compañía que hasta ahora había sido propiedad conjunta de Norwegian Air Resources y OSM Aviation.

“Haber tomado total y completa responsabilidad de las compañías en las que empleamos a nuestro personal de vuelo es un gran e importante paso estratégico en la senda hacia la Nueva Norwegian”, ha declarado el consejero delegado de Norwegian, Jacob Schram.

Con el acuerdo actual, el personal de vuelo de estos países afectados pasará a formar parte de Norwegian, al igual que en Noruega, Francia e Italia, donde las compañías de personal de vuelo forman parte de la estructura del Grupo.

Sin embargo, dichos cambios no significan que los empleados sometidos a expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) puedan reintegrarse a la actividad antes de que el tráfico vuelva a cifras normales, por lo que se seguirán aplicando las condiciones de cada país.