Nissan Barcelona

Nissan ha propuesto a la representación de los trabajadores de su fábrica de Barcelona un plan de bajas voluntarias que afectará a 600 empleados aproximadamente debido a “la necesidad de adecuar la estructura de la planta a la reducción de los volúmenes de producción, con el objetivo de garantizar la competitividad”.

Esta medida está encuadrada en un nuevo plan industrial de futuro para este centro que ha presentado a los empleados de su fábrica de Barcelona. Según el plan comunicado este martes, la compañía construirá una nueva y moderna planta de pintura que conllevará una inversión de 70 millones de euros. Esta instalación se adecuará a los requisitos medioambientales y mejorará la eficiencia y calidad de la planta.

El presidente de Nissan Europa, Gianluca De Ficchy, ha afirmado que “Nissan confía en el equipo de Barcelona gracias a sus sólidos resultados en la entrega de vehículos de alta calidad”. “La inversión en una nueva planta de pintura es un signo de la confianza de la compañía en este centro”, ha indicado.

Lamborghini

Lamborghini hace historia al vender más de 5.000 coches en 2018

La marca de deportivos de lujo Lamborghini, propiedad del grupo Audi, registró un aumento en ventas mundiales del 51% (5.750 unidades) hasta cerrar 2018...

Además, el máximo mandatario de la marca nipona en Europa ha insistido en que “estamos concentrados en garantizar la sostenibilidad de nuestro negocio en Europa y en asegurar que esté preparado para afrontar los retos actuales”. “Ello implica alinear nuestros niveles de empleo con los volúmenes de producción, lo que pretendemos lograr a través de medidas voluntarias”, ha añadido De Ficchy.

Por su parte, José Vicente de los Mozos, vicepresidente ejecutivo adjunto de fabricación y cadena de suministro de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, ha señalado que “Barcelona es hoy una planta importante para la alianza como centro de pickups y la inversión prevista permitirá que esta situación continúe. Asimismo, “es crucial que la fábrica se centre en la competitividad y que esté preparada para encarar el futuro”.

Genís Alonso, consejero director general de Nissan Motor Ibérica (NMISA), ha añadido al respecto que “con estas medidas, nuestra intención es asegurar que la planta de Barcelona se encuentre en una posición competitiva“. “De cara al futuro, la planta debe continuar mostrando su competitividad y calidad dentro de la Alianza y estar lista para el momento en que lleguen próximas oportunidades”, ha concluido.