La firma automovilística Nissan podría estar estudiando la venta de parte o la totalidad del 34% del capital que posee del también fabricante de vehículos Mitsubishi Motors, lo que podría llevar a una reforma de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi.

Según fuentes familiarizadas con el asunto, citadas por Bloomberg, Nissan estaría dispuesta a deshacerse de parte o de todas las acciones que dispone de Mitsubishi debido a que esta compañía tardará más en recuperarse de las consecuencias de la crisis del coronavirus.

Esta posible venta podría ser el primer paso para revisar la alianza que también incluye a Renault. Aún así, la directora de Comunicación de Estrategias Globales de Nissan, Lavanya Wadgaonkar, ha asegurado que no existen planes de cambiar la estructura de capital con Mitsubishi.

Fue en 2016 cuando Carlos Ghosn, el expresidente de Nissan, apostó por comprar parte del accionariado de Mitsubishi, con una inversión de unos 1.940 millones de euros, con la intención de crear una gran alianza y convertir a las tres empresas en un gran consorcio mundial.

Todo ello cambió cuando, en noviembre de 2018, Ghosn fue arrestado al ser acusado de ocultar parte de sus ingresos y por trasladar a la empresa automovilística las pérdidas de sus inversiones personales, entre otros cargos.

Tras el arresto, los altos ejecutivos de Nissan y Renault se disputaron el control para llenar el vacío de poder, todo ello ligado a que Renault posee más de un 40% de Nissan, mientras que Nissan solo dispone de un 15% de la firma francesa.