Netflix
Netflix

Interesante jugada la recién anunciada por Netflix en Francia. La OTT estadounidense se alía con el dúo hispanogalo Mediapro-TF1 para ofrecer Téléfoot en pack insuperable: nuestros vecinos podrán disfrutar de una combinación del catálogo de ficción de la emblemática plataforma junto a la Liga Francesa y la Champions por menos de 30 euros. A ver quién lo supera…

Canal Plus Francia se ha quedado sin fútbol y se muerde los puños al ver pasar sonriente a Jaume Roures, que intenta combinar su talento para ganar subastas futboleras con cada vez más series firmadas por Mediapro.

En el país galo Roures intentará hacer lo que quiso y no pudo en Italia por una zancadilla judicial de Sky, que por cierto desaparece en España el próximo 1 de septiembre tras no haber podido abrirse hueco en un mercado en el que es cada vez más difícil diferenciarse. La británica lo intentó con sus Originals, ‘Gomorra’, y con la categoría de plata del fútbol español. Pero ni por esas.

NETFLIX TIENE CADA DÍA MÁS RIVALES

El mercado de las OTT está cada vez más saturado y la inexistente barrera de entrada al mismo podría poner en problemas a Netflix, que experimenta con fútbol para cerrar el paso a los numerosos rivales que le pelean el pastel.

Netflix está en plan Ryanir: ellos han inventado el invento, valga la redundancia, y por ahora muchos los imitan, pero nadie les supera. Pero por ahora… y es que Amazon, Apple y Disney no serán rivales pequeños.

Cierto es que unos llegan y otros se van, véase el caso de Sky en España. Pero Netflix ya reconoce que no podrá mantener su crecimiento en el segundo semestre de 2020 tras haber logrado un crecimiento de su número de suscriptores a nivel mundial en 26 millones.

¿La cruz? Netflix necesita quemar toneladas de millones para mantener un catálogo atractivo que sirva de reclamo al videoclub. Eso y que los 15.000 millones de dólares que tiene de deuda a largo plazo no son moco de pavo.

NO CRECE LA HIERBA

Netflix quema carbón a ritmo frenético… pero su burbuja puede saltar por los aires. Y es que a corto plazo hasta tres rivales le pueden poner en problemas. No es que le vayan a pelear el liderazgo, pero sí que podrían darle algún disgusto.

Disney+, con sus contenidos familiares que buscan la atención de los más pequeños de la casa; la voraz Amazon, que por donde pasa no crece la hierba y está dispuesta a seguir siendo ‘gratuita de facto; y Apple, que cuenta con ventajas competitivas a nivel tecnológico.

El gran problema para Netflix es que en su valoración bursátil parece contemplarse la posibilidad de que suba precios cuando en realidad la animosidad de sus rivales le puede obligar a contenerlos. Veremos…

DESPEREZÁNDOSE CONTRA NETFLIX

La prensa en papel ha tardado casi dos décadas en adaptarse a los tiempos digitales: los dinosaurios mediáticos ahora saben que deberán combinar información gratuita para acumular volumen y muros de pago que consigan atraer a ciudadanos dispuestos a pagar por leer información.

¿Y en televisión? Los operadores privados parecen haberse enterado de que ha llegado Netflix: Movistar ha lanzado Lite para cazar grouppies de Broncano y se ha aliado con Atresmedia, que ha lanzado Atresplayer Premium mientras Mediaset creaba Mitele Plus y busca alianzas naturales paneuropeas que coordina su matriz transalpina.

Las que no parecen haberse enterado del aterrizaje de Netflix son los conglomerados públicos de UER, RTVE entre ellas, que solo parecen unirse para producir Eurovisión y el Concierto de año nuevo de Viena.

Este grupo cuenta con una insuperable red informativa a nivel mundial, la CNN europea sigue sin llegar; y en materia de ficción debieran producir las próximas ‘Chernóbil’. Pero no lo harán a corto plazo porque la clase política europea no se entera de qué va el asunto.

Y es que los burócratas que anidan en el lobby de Bruselas ni siquiera consiguen que Netflix pague impuestos. ¿La razón? No sé si han debido oír algo de la economía colaborativa. ¿Qué significa? Un emprendedurismo moderno y digital que no paga impuestos ni respeta las leyes laborales. Para eso está RTVE…

Comentarios de Facebook