Netflix, HBO, Prime, Movistar+

El éxito cosechado por Netflix, HBO y el resto de plataformas de streaming durante el confinamiento no tiene precedentes. El número de suscriptores ha crecido como la espuma desde marzo, cuando se inició el confinamiento. El hecho de que estar en casa era la única actividad que podía llevarse a cabo, sin riesgo de multa, se convirtió en el caldo de cultivo perfecto para suscribirse a algún catálogo de video bajo demanda. 

Sin embargo, el pelotazo de las plataformas durante estos meses podría llegar a su fin muy pronto. El avance de la desescalada trae consigo la apertura de los bares, cuyo aforo se amplía progresivamente, y por consecuencia se reduce el tiempo en casa. A este fenómeno hay que sumarle la época del año que se avecina, pues el verano es una campaña difícil para la captación de clientes. Bien lo saben las compañías telefónicas con sus ofertas televisivas. 

La televisión de pago hace algunos años tenía un truco con el que asegurarse clientes, la cláusula de permanencia. Las plataformas de streaming carecen de esa condición, y de eso se aprovechan los suscriptores. Así, la flexibilidad de suscripción se convierte en un arma de doble filo que por un lado atrae clientes constantemente, pero por otro abandonan la plataforma con máxima facilidad. Pese a esto, Netflix calcula que el numero de suscripciones supera los 16 millones en todo el mundo en el primer trimestre del año, según recoge Reuters. 

De esta manera, las plataformas de VOD se enfrentan en los próximos meses al poder de atracción de los bares. Para ganar terreno al epicentro de las relaciones sociales, Netflix y compañía podrían valerse de nuevas ofertas o promociones, ya que en lo que a estrenos se refiere, el catálogo irá justo en esta nueva normalidad. 

El único servicio extra de Netflix es el primer mes de contenido gratis, lo mismo que HBO. El caso de Movistar+ es algo diferente, ya que el gigante azul ha dedicado el mes de mayo a idear nuevas estrategias para captar nuevos clientes con ofertas que tendrán validez hasta finales de año. Así piensan salvar el verano en Movistar+ tras batir récord con diez millones de accesos a su contenido durante el confinamiento.  

UN VERANO DIFÍCIL PARA LOS ESTRENOS 

La crisis ha paralizado rodajes, pero también ha afectado a los actores de doblaje. Esto afecta al catálogo de las plataformas de suscripción. Pueden darse nuevas adquisiciones que se suman a los títulos disponibles. Así sucedió con HBO y El Ministerio del Tiempo, que se mudó a la plataforma en medio del confinamiento y está emitiendo la nueva temporada de manera simultánea en RTVE y en HBO. 

Esto no es la tónica general, y todo el sector audiovisual está sufriendo las consecuencias de la paralización. Nuevos títulos y nuevas temporadas no cesan en su aterrizaje en las plataformas de VOD, pero este verano le reto es más complicado. Será difícil que un capítulo de Dark nos retenga en casa -después del confinamiento- en lugar de reunirnos en una terraza con amigos y familia.