El fabricante estadounidense de camiones Navistar ha confirmado que estaría dispuesto a pasar a formar parte de la división de vehículos industriales del grupo Volkswagen, Traton, a través de la compra del resto de las acciones que no posee el consorcio alemán por un precio de 44,50 dólares la unidades (38 euros), lo que valoraría a la empresa en un total de unos 4.450 millones de dólares (casi 3.800 millones de euros).

En una carta enviada a Traton, Navistar asegura que sus dos principales accionistas, Icahn y MHR, estarían dispuestos a llevar a cabo esta transacción si la filial de Volkswagen acepta pagar 44,50 dólares por cada título.

Hasta la fecha, Traton ofrecía comprar Navistar por 43 dólares la acción (36,70 euros), lo que supondría valorar a la compañía en unos 4.300 millones de dólares (3.670 millones de euros).

Si la adquisición llegase a producirse, Traton debería desembolsar más de 3.700 millones de dólares (3.160 millones de euros) por el 83,2% de Navistar que todavía no posee, ya que en la actualidad es dueña de un 16,8% de la firma estadounidense.