Naturgy
Francisco Reynés, presidente de Naturgy

Naturgy cede terreno en su tradicional feudo del suministro de gas natural en España. Su negocio estrella mantiene una línea descendente en el ámbito doméstico, pyme e industrial de los últimos cuatro años. El último informe de la CNMC, que pertenece a los datos del Q4 de 2019, refleja el moderado retroceso por parte de la compañía dirigida por Francisco Reynés, en favor, no tanto de sus directos competidores, las grandes energéticas que mantienen sus posiciones, como las comercializadoras independientes que plantan cara y representan una mayor competencia en los segmentos pyme e industrial. Naturgy se deja 47.374 (-1,2%) puntos de suministro durante el cuarto trimestre de 2019, y las estrategias para ganar ese terreno perdido se multiplican en la competencia.

El último informe publicado por la CNMC sobre la supervisión de los cambios de comercializador correspondiente al cuarto trimestre de 2019, viene a refrendar la pérdida de cuota de mercado. Y el dato más revelador es que Naturgy se deja el grueso de su pérdida en los cambios de comercializadora, y no en bajas de suministro -por cambio de energía, por ejemplo-. La conclusión es que otros actores presionan para transformar el clásico mercado del gas natural revitalizando el así el negocio.

Tras muchos años anidado en pocas manos, el mercado energético -eléctrico y gasista- se abre ahora a un amplio ramillete de compañías que, cada una a su manera, trata de captar clientes. Ante este escenario, Endesa ha decidido reforzar su trato con el cliente con el objetivo de convencer a su cartera de usuarios para mantenerse en la eléctrica azul.

Y es que los reclamos son variados. Las llegadas del mundo del petróleo, como Repsol y Cepsa que ahora comercializan luz, apuestan por promociones combinadas para atraer nuevos clientes. Otros, caso de las pequeñas comercializadoras, ponen el énfasis en el ahorro energético y las “cuestiones verdes” como el origen de procedencia de la electricidad. También, al estilo de las compañías de teléfono, hay quienes integran de forma paquetizada el mayor número de servicios.

REPARTO ENTRE GRANDES Y PEQUEÑAS

El mercado gasista estaba compuesto a finales del cuarto trimestre de 2019 por 7,9 millones de puntos de suministro, de los cuales, 1,6 millones fueron abastecidos a través de un Comercializador de Último Recurso o CUR (19,9%); mientras que el resto, poco más de 6,3 millones se suministraron por comercializadores en el mercado libre (80,1%). En el mercado libre, los cinco comercializadores energéticos tradicionales suministraron el 95,9% de los puntos de suministro.

Por segmentos, estos grupos suministran al 96,1% de los consumidores domésticos, al 65,9% de las pymes y al 65,6% de la industria (nuevamente se aprecia una mayor penetración de las comercializadoras independientes en estos últimos segmentos). Naturgy, con 4 millones de puntos de suministro, obtuvo la mayor cuota integrada del mercado (50,4%), seguido por Endesa, con 1,6 millones (19,6%), y por Iberdrola con 1 millón (13,2%), según el informe de la CNMC.

Así a 31 de diciembre de 2019, las cinco comercializadoras tradicionales suministraban al 95,9% del total de los puntos de suministro de gas natural pertenecientes al mercado libre (tres años antes suministraban al 99,3%). El resto de comercializadoras, las llamadas independientes, alcanzaron el 4,1% de estos suministros (tres años antes suministraban al 0,7%). Entre las independientes, destacaron Audax (cuota del 0,5%), Fenie Energía, Aldro Energía y Soluciones, Holaluz–Clidom, Cepsa Comercial Petróleo (cuotas del 0,4% en todos los casos) por su participación en el mercado libre gasista.

Aunque la otrora Gas Natural Fenosa mantiene el liderato entre las comercializadoras del mercado libre, la actual Naturgy ha ido bajando progresivamente del 48,8%, con 2.946.018 suministros contabilizados en el último trimestre de 2016, al 42,9%, en términos absolutos 2.727.028, a cierre de 2019.

Si bien, con una marcada distancia, justo por detrás de Naturgy, Endesa ocupa el segundo lugar del ranking, representando el 20,9% de los suministros de gas a finales de 2019, la misma cifra que ha recuperado hasta alcanzar niveles de 2016, cuando repetía exactamente el mismo porcentaje.

Iberdrola, manteniendo un 16,1%; EDP con una ligera subida de contratos hasta representar el 13,4% en 2019, y Viesgo y Grupo Repsol, que se reparten el 2,6% según cifras del último cuatrimestre del año pasado, completan la serie de las comercializadoras de gas más aventajadas. Si bien todas se mantienen o suben, menos Naturgy que cede terreno a sus competidores.

DOMÉSTICO, PYME E INDUSTRIAL

El análisis de estos datos del mercado libre por segmentos de mercado (doméstico, pyme e industrial) deja también conclusiones. Para los comercializadoras independientes, aumentó su cuota para el segmento doméstico hasta el 3,9% (0,5 puntos más que el trimestre anterior). En los segmentos pyme e industrial, estas mismas compañías, en su conjunto, alcanzaron mayores cuotas, siendo estas del 34,1% y del 34,4%, respectivamente (con un incremento de 2,2 y de 0,6 puntos en comparación con el trimestre anterior).

En los segmentos pyme e industrial, entre las pequeñas destacaron; Aldro Energía y Soluciones (cuotas del 2,6% en pyme y del 0,1% en industrial) y Audax (cuotas del 1,9% en pyme y del 0,7% en industrial).

Mención especial merecen Galp Energía España (con cuotas del 3,3% en pyme y del 3,7% en industrial) y Unión Fenosa Gas Comercializadora (con un 3,3% en pyme y 3,3% en industrial), por sus elevadas cuotas de participación en ambos segmentos.

Haciendo un análisis más exhaustivo de la estructura sobre el total de puntos de suministro por tipo de mercado y por segmentos de consumo, Naturgy, con 4 millones de puntos de suministro, obtuvo la mayor cuota integrada del mercado (50,4%), seguido por Endesa, con 1,6 millones (19,6%), y por Iberdrola con 1 millón (13,2%).

Las comercializadoras independientes, en su conjunto, representaron a 260.000 suministros gasistas, lo que supuso una cuota del 3,3% del total del mercado. Este valor resultó superior al registrado el trimestre anterior, cuando fue del 2,9%.

BALANCE DE LAS COMERCIALIZADORAS

En el sector gasista, se observó un balance total de altas y bajas positivo, de 20.084 nuevos suministros. Tanto los principales grupos comerciales como las independientes registraron saldos positivos durante este trimestre. Destacaron los datos obtenidos por Endesa e Iberdrola, con 7.946 y 4.103 nuevos suministros provenientes de solicitudes de alta, respectivamente.

Si además se superponen a estos valores los saldos comerciales, al igual que sucedió en el sector eléctrico, destaca el balance total positivo de la agrupación de comercializadores independientes al aumentar +32.903 (+14,3%) suministros, y de Repsol, con +21.513 (+14,8%) puntos de suministro adicionales. Por otro lado, sobresale el balance total negativo de Naturgy con una pérdida de -47.374 (-1,2%) puntos de suministro durante el cuarto trimestre de 2019.

Holaluz-infraccion-grave

Holaluz y el precio de la nueva ‘casta’ del mercado eléctrico

Holaluz avanza con fuerza y toma distancia de sus iguales en el mercado energético. Las pequeñas comercializadoras eléctricas ya no lo son...

Si observamos la evolución del número de puntos de suministro de los últimos trimestres, podemos ver como todos los grupos representados a excepción de Naturgy obtuvieron saldos netos positivos del número de nuevos puntos de suministro comercializados.

Los comercializadores independientes en su conjunto presentaron un saldo neto positivo proveniente tanto de altas como de cambios de comercializador, con una clara tendencia creciente del saldo entre el cuarto trimestre de 2018 y el cuarto trimestre de 2019 que supone un incremento acumulado del saldo neto del 93%.

El comercializador gasista de Repsol también presenta un crecimiento sostenido de su saldo neto con nuevos suministros provenientes en su mayoría de cambios de comercializador, ya que presenta un balance altas-bajas reducido, con un crecimiento acumulado del saldo neto desde el cuarto trimestre de 2018 del 150%.

Endesa, Iberdrola y EDP registraron saldos netos positivos la práctica totalidad de los trimestres del período, con una importante contribución por las nuevas altas captadas por sus comercializadoras, que en el caso de Endesa y EDP suele compensar el saldo negativo obtenido por cambios de comercializador.

Naturgy presenta saldo negativo durante todo el período debido, principalmente, al saldo de las captaciones mediante cambio de comercializador.

EVOLUCIÓN DE LA TASA DE CAMBIO

La tasa de cambio de comercializador, o tasa de switching, es un indicador del nivel de competencia en los mercados minoristas de electricidad y gas. En el caso español, durante el cuarto trimestre del año 2019, la evolución de esta tasa varió en función del sector. De hecho, dicha evolución debe valorarse conjuntamente con otros indicadores relacionados con la estructura y el grado de satisfacción de los consumidores.

Respecto al sector gasista, la tasa global de switching del cuarto trimestre de 2019 fue del 2,3% (por segmentos: 2,3% doméstico, 7,3% pyme y 2,1% industrial), 0,4 puntos también superior a la obtenida en el trimestre anterior.

Observando la evolución de las tasas de cambio correspondientes a cada segmento del mercado gasista, la CNMA aprecia cómo, en los segmentos pyme e industrial se registran valores diferenciados por periodos (tasas máximas coincidentes con el ejercicio fiscal); mientras que en el segmento doméstico estas fluctuaciones son mínimas.