Naturgy

Naturgy ha querido dar un paso más en su particular lucha contra la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Para ello aplazará el pago de las facturas de electricidad, gas y servicios de todos sus clientes domésticos que se emitan a partir de ahora.

La única salvedad es que será a los clientes que están acogidos a las tarifas liberalizadas. Por lo demás, el objetivo de la compañía que preside Francisco Reynés es mitigar el efecto del virus en la economía familiar ante el incremento del consumo doméstico, derivado del confinamiento de la población ordenado por el Gobierno para tratar de frenar la curva de contagios de esta pandemia.

Se trata de un paso más allá por parte de Naturgy que, hasta ahora, había tomado medidas en el ámbito empresarial. Asimismo, la compañía también ha ampliado el periodo de carencia de estas facturas hasta 6 meses al extender el plazo de pago de las facturas devengadas hasta junio de 2020 y pasarlas al cobro a partir del mes de octubre de 2020, facturándolas a continuación en 12 pagos iguales durante los siguientes meses.

En concreto, las facturas de los consumidores domésticos, pymes, micropymes, autónomos o pequeños negocios, que se acojan a este plan de ayuda lanzado por la compañía, podrán ser abonadas hasta septiembre de 2021. Naturgy se hará cargo del coste de estas facturas durante estos meses, financiando a sus clientes sin intereses, y permitiendo así flexibilidad el pago de la energía.

NATURGY ALIVIA LA CARGA

Le medida que ha anunciado Naturgy esta semana afecta a más de cuatro millones de clientes domésticos. Para acceder a esta ayuda los clientes interesados tienen que solicitar este aplazamiento del pago de las facturas a través de la sección de “Area Clientes” de la página web de la compañía.

El presidente de Naturgy ha explicado que “la crisis está durando más de lo esperado y todos debemos contribuir tanto en la gestión de la pandemia como en el aspecto económico de las familias y empresas del país. Estamos lanzando iniciativas en este sentido y seguiremos haciéndolo mientras continúe la crisis. No vamos a parar”.

Reynés ha añadido que “esta iniciativa busca que tanto los clientes domésticos, como las pymes y los autónomos, puedan gestionar su liquidez e ingresos a medio plazo y logren sobrellevar este periodocon algo más de facilidad dentro de la gravedad de la situación”.

Comentarios de Facebook