Naturgy
Francisco Reynes, presidente de Naturgy

El primer semestre del año ha dejado una caída del 43,6% en las ganancias de Naturgy. El beneficio neto de enero a junio se cifra en 334 millones de euros. Las primeras consecuencias de los resultados semestrales han sido señalar al culpable -el coronavirus- y anunciar una revisión y actualización del plan estratégico a 2022, que se realizará en el último trimestre de este año. El objetivo de reorientar la hoja de ruta de la eléctrica será dar “un impulso” a la transformación del grupo.

El presidente de la compañía, Francisco Reynés valoró que en estos dos primeros años desde que se lanzó el plan de la compañía (2018-2022) se ha cumplido con los objetivos. Entonces, ¿por qué alterar la estrategia? Porque es necesario “transformarse más” incide Reynés. En este sentido, apuntó que esa transformación está dirigida a reducir el perfil de riesgo, redefinir las operaciones, fortalecer la posición competitiva de la empresa y reforzar el equipo directivo.

No obstante, advirtió de que los dos pilares de esa nueva estrategia seguirán siendo la orientación a la creación de valor y la política de dividendos, “dos piedras angulares que mantendremos en nuestro plan estratégico futuro”.

REORIENTACIÓN RENOVABLE

Además de los esfuerzos realizados para apoyar y proteger los intereses de sus grupos de interés durante el brote de covid-19, Naturgy también ha adoptado medidas decisivas durante estos seis primeros meses del año para promover sus compromisos en materia medioambiental, social y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés Environment, Social and Governance).

En el recientemente aprobado Nuevo Plan de Política Ambiental Global, Naturgy ha establecido nuevas metas para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), reducir la intensidad de CO2 en la generación de electricidad y aumentar la capacidad de generación procedente de fuentes renovables. El reciente cierre de las centrales eléctricas de carbón de la compañía y los planes para reemplazarlas con nuevos desarrollos renovables contribuirán a los objetivos mencionados.

Además, se ha creado un Comité de Sostenibilidad a nivel del Consejo de Administración para supervisar el progreso y el papel de la empresa en la transición energética junto con todos sus aspectos e indicadores ambientales, de salud y seguridad y de responsabilidad social.

Durante el primer semestre del año, Naturgy también ha seguido avanzando en cuestiones de buen gobierno y, en particular, en la paridad de género, nombrando a Lucy Chadwick e Isabel Estapé como nuevos miembros del Consejo de Administración, en representación de GIP y Criteria respectivamente.

LA “TORMENTA PERFECTA” DEL CORONAVIRUS

La primera mitad del año 2020 ha supuesto una fuerte sacudida causada por la pandemia del covid-19 cuyos efectos comenzaron a pasar factura a la compañía, como a casi todos, en el segundo trimestre. El confinamiento causó una fuerte caída de la demanda -que dejó un descenso en España en promedio de un 8,5% en la electricidad y del 9,7% del gas en el primer semestre respecto al año anterior-, con un deterioro en los precios, así como por la depreciación de divisas en Latinoamérica.

Con la mirada puesta en el futuro, el análisis de la situación actual resulta imprescindible como punto de partida. En una conferencia con analistas con motivo de la presentación de resultados, Reynés, señaló que la crisis por el covid-19 ha llevado a vivir “una de las tormentas perfectas más importantes” para el sector y, en especial, con efectos “preocupantes” en los principales indicadores del negocio.

El hecho es que se prevén cambios pero no se sabe exactamente su calado. El directivo de Naturgy guarda silencio mientras invita a esperar al ‘Capital Markets Day’ del próximo otoño, en el que el grupo actualizará su ‘hoja de ruta’ a 2022. Lo que sí subrayó Reynés fue el compromiso con los accionistas con una política de remuneración “estable y sostenible”.

Así, el próximo 29 de julio Naturgy abonará un primer dividendo a cuenta de 0,31 euros por acción con cargo a los resultados de 2020. La empresa prevé abonar retribución total de 1,44 euros por título con cargo a los resultados de 2020, un 5% más que el año pasado.

Además, la eléctrica llevará a cabo la cancelación de 14,508 millones de acciones propias. A este respecto, señaló la prudencia demostrada con la cancelación del segundo tramo del año de recompra de acciones, algo que indicó que se “revisará en el futuro dependiendo de cómo vayan las circunstancias”.

RENEGOCIACIÓN DE CONTRATOS DE SUMINISTROS

En lo que se refiere a la renegociación de contratos de suministros a largo plazo, la compañía sigue trabajando para alcanzar más acuerdos con otros grupos y señaló que están “bastante cerca” de cerrarse, aunque sin precisar más debido a la confidencialidad de las negociaciones.

Naturgy ha cerrado en el primer semestre de 2020 ya acuerdos para la terminación anticipada de varios de ellos por un volumen anual de aproximadamente 20 teravatios hora (TWh).

Comentarios de Facebook