Naturgy se ha adjudicado el suministro eléctrico del recién inaugurado Hospital de Emergencias Isabel Zendal de Madrid, más conocido como el Hospital de Pandemias, según informó este lunes la energética.

En concreto, el grupo presidido por Francisco Reynés proveerá en este contrato un 100% de la energía suministrada con redención de garantías de origen (GDO’s) y la adjudicación se extiende hasta agosto de 2021, incluyendo una posible prórroga por seis meses adicionales.

La energética ha conseguido hacerse con este contrato al ser incorporado a uno de los lotes adjudicados actualmente a la compañía. Este nuevo suministro alcanza un volumen anual de 6 gigavatios hora (GWh).

El centro, ubicado en la Ciudad de la Justicia de Madrid, cuenta con 40.000 metros cuadrados y dispone de más de 1.000 camas en 20 unidades de hospitalización, así como un total de 48 puestos de UCI y Cuidados Intermedios.

Sus instalaciones se reparten en tres pabellones y puede acoger hasta a 1.056 pacientes con el objetivo de aliviar a los hospitales y evitar nuevas situaciones de colapso. Para Ayuso, se trata de “un auténtico pulmón asistencial, una bomba de oxígeno para los profesionales del conjunto de hospitales del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) y del resto de España”, y añade que es un hospital “único a nivel mundial”.

Esta adjudicación se une a las licitaciones conseguidas por Naturgy en el último año entre las que destacan los contratos con Correos, Telefónica, la Agencia Estatal de Administración Tributaria, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, Hotusa o los metros de Barcelona, Bilbao y Málaga, los tranvías de Murcia y Zaragoza, así como el suministro al Congreso de los Diputados, la Universidad Autónoma de Madrid o el Consejo Superior de Deportes.

La empresa señaló que estos contratos se enmarcan en su nueva política comercial, que busca optimizar su cartera de clientes, tanto de energía como de servicios. En la actualidad, Naturgy cuenta en España con más de siete millones de clientes que tienen más de 11 millones de contratos de gas, electricidad y servicios, desde el consumidor doméstico hasta el terciario e industrial.