Nación emprendedora
Sánchez y Polo

“España necesita urgentemente un modelo productivo basado en la innovación”. Esta urgencia constaba en el intento de sacar adelante la Ley de Fomento del Ecosistema de Startups (Ley de Startups) que lanzó en consulta pública la ya extinta Secretaría de Estado para el Avance Digital en diciembre de 2018 con Francisco Polo a la cabeza. En estos momentos no sé sabe quién se encargará de gestionar los trámites de esta normativa y su gran padrino ha quedado fuera del Gobierno.

El final de la consulta pública concluía el 25 de enero de 2019. Desde entonces no se ha sabido nada de esta Ley de Startups que tiene como principal objetivo generar un sistema de incentivos fiscales para los emprendedores que desarrollen nuevas empresas con el fin de dotar la mayor seguridad jurídica posible.

El gran problema para el Gobierno es que la mayor parte del tiempo se lo ha pasado en funciones. Por otra parte, ha habido cuestiones urgentes como la gestión del segundo dividendo digital para acomodar la llegada del 5G. Estos factores son los que han empujado, paradójicamente, a que la materia fetiche del ex secretario de Estado para el Avance Digital, Francisco Polo, quedase completamente estancada. Y el conflicto llega ahora.

El “avance digital” se ha dividido en dos secretarías de Estado. Por un lado, y con Roberto Sánchez al frente, se ha erigido la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, que recupera ese rango como lo ha tenido en otros gobiernos. Por otro, se crea la nueva Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial con Carme Artigas al frente. Ambas quedan bajo el amparo del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital que dirige la también vicepresidenta Nadia Calviño.

En este contexto, sin el gran valedor de la “nación emprendedora”, que ha sido el discurso de Francisco Polo durante su estancia en Avance Digital, la situación queda algo descafeinada. Todo ello pese a que el acuerdo programático entre PSOE y Unidas Podemos sí hace mención expresa a dicha Ley.

En concreto, señalan que habilitarán “distintos instrumentos de apoyo financiero y técnico a la innovación de las Pymes. Se revisará el sistema de incentivos fiscales para mejorar la eficacia, la seguridad jurídica y el acceso de las Pymes. -Y lo fundamental- Se adoptará una ley específica de apoyo al ecosistema de empresas de nueva creación de base tecnológica-Startups”. Pero ahora mismo se ha quedado sin Secretaría que lo gestione y, lo peor de todo, en ningún momento pareció contar con el apoyo directo de la ministra Calviño. Bien por lo rumores de su mala relación con Polo; o, siendo más pragmáticos, porque no ha tenido la misma preocupación que en su día hubo con las somicis para generar un régimen fiscal adecuado que promueva la inversión en el sector inmobiliario.

NACIÓN EMPRENDEDORA… SIN URGENCIA

Fuentes conocedoras de la situación indican a MERCA2 que en estos momentos no hay ninguna certeza de cuál será la Secretaría de Estado encargada de impulsar la Ley. Incluso, añaden, es posible que cambie de departamento y termine siendo controlada por otro Ministerio, como podría ser el de Industria; o, incluso, que se quedara en Economía pero en la Secretaría de Estado de Economía. Y es que parece poco probable que ninguna de las dos nuevas tengan la capacidad real de afrontar los retos concretos de la manida “nación emprendedora”.

De este modo, la obra inacabada de Francisco Polo queda licuada ante el esfuerzo, casi personal, que puso el reconocido emprendedor. Y es que, al contrario de lo que sucede con la futura subasta de espectro de radio para el 5G, que viene por impositivo legal desde Bruselas, la Ley de Startups era la meta ambiciosa del presidente del Gobierno Pedro Sánchez, que siempre ha amplificado las ideas del propio Polo.

Ahora habrá que esperar a que el nuevo Ejecutivo se ponga a rodar para saber, definitivamente, quién tomará las riendas de esta Ley de Startups que está en las bases programáticas del acuerdo con la formación de Pablo Iglesias. También está por ver si se retocan algunos aspectos o, incluso, se lanza otra ronda pública de consultas.

SIN POLO…

En este contexto, el ecosistema emprendedor no se puede detener. El problema es que se han quedado sin su correa de transmisión directa con el Gobierno. Tanto es así que este mismo jueves en un acto que iba a contar con la presencia de Francisco Polo, finalmente será el secretario general de Industria y Pyme, Raül Blanco, el que represente al Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Se trata de la ‘III Edición de Lánzate‘, el programa de mentoring dirigido a emprendedores y Pymes, realizado por altos directivos y líderes empresariales en el ámbito TIC. El programa lo organiza la Escuela de Organización Industrial (EOI) en colaboración con Orange.

Comentarios de Facebook