La ‘nueva normalidad’ viene acompañada de una transformación del mercado inmobiliario. Cada vez es menos frecuente acudir a una agencia inmobiliaria y pedir información hasta encontrar la vivienda ideal. Ahora Homebid permite participar en una subasta online para comprar un inmueble.

Esta startup, surgida en pleno confinamiento tras la pandemia del coronavirus, se posiciona como una plataforma online de subastas entre particulares, y garantiza al propietario vender su inmueble en un plazo de 30 días. Así, se eliminan algunos pasos como las visitas de posibles compradores, colocar un anuncio del inmueble, etc.

Con esta puja online, Homebid busca acelerar y digitalizar el proceso de compraventa y dotarlo de mayor transparencia. El objetivo es encontrar un punto de encuentro entre comprador y vendedor, acordando el mejor precio para ambas partes a partir del precio de salida de la subasta.

Antes de pujar, la compañía organiza un Open House para que los compradores interesados puedan visitar la vivienda. Pero también es posible participar en la subasta sin ver el inmueble antes, tan solo a través de fotografías y un tour virtual.

En declaraciones para MERCA2, el fundador de Homebid, Manuel Martinez, asegura que han logrado atraer el interés de cientos de compradores y vendedores en las primeras semanas desde el lanzamiento, “así que estamos muy satisfechos porque vemos que existe una gran demanda en el mercado“.

Además prevén que el gran momento del modelo de negocio se producirá después del verano, a partir de septiembre, cuando el sector inmobiliario eche a rodar definitivamente. “Hay gente que lleva muchos meses intentando vender un piso y no lo consigue, por eso Homebid agiliza los trámites”, y añade que “al ser una subasta y tratarse de un proceso digital podemos fijar una fecha de venta y activar la demanda para generar mayores expectativas”.

PARTICIPAR EN LA SUBASTA

Para participar en la puja de un inmueble, el interesado debe registrarse en la página web de Homebid, y así podrá acceder a todos los inmuebles que se encuentran en subasta. Y, tras realizar el depósito por participación, podrá efectuar una puja. 

Este depósito se devolverá a los participantes a las 24 horas de la subasta, si no han resultado ganadores. Por otro lado, notificarán con un aviso al ganador de la subasta para que envíe en un plazo de 24 horas la carta de intenciones para formalizar el interés en adquirir la propiedad referenciada.

Esa carta de intenciones es el documento oficial para bloquear la propiedad e iniciar el periodo de 30 días hábiles para formalizar la venta, mediante la firma de la escritura de compraventa ante Notario. Tras la firma notarial de compraventa, es el momento en el que el comprador le pagará al vendedor el importe con el cual ganó la subasta.

Sin embargo, en el caso de ser el ganador de una puja pero posteriormente el banco no aprueba el crédito hipotecario, Homebid retendrá el depósito de participación y lo abonará al vendedor en concepto de indemnización. 

SERVICIO INTEGRAL

La startup ofrece un servicio integral, ocupándose de todo el proceso de compraventa. Se encarga de todos los trámites administrativos, gestionando todo el proceso desde el cierre de la subasta hasta la firma de la escritura de compraventa. 

De este modo, preparan la minuta notarial para que el notario confeccione el borrador de la escritura pública de compraventa, y este borrador se entrega tanto al comprador como al vendedor para que puedan leerlo anticipadamente.

Por último, Homebid factura una comisión del 3% al vendedor sobre el precio final del ganador de una subasta. Pero ese importe será devuelto si finalmente comprador y vendedor no firman la escritura de compraventa.