Mutualidad de la Abogacía gestionaba ahorros por un total de 7.282 millones de euros a cierre del ejercicio 2019, lo que supone un incremento del 9,2%.

Asimismo, las inversiones realizadas por la entidad registraron una rentabilidad media del 4,20% a cierre de año, lo que les ha permitido retribuir a los mutualistas con un rendimiento a cuenta del 3,78%.

El censo de mutualistas registró un incremento del 1,3%, hasta los 205.109. El total de mutualistas en 2019 se desglosa en 184.716 mutualistas activos y 20.393 pensionistas.

De la misma manera, Mutualidad de la Abogacía constató un incremento de las aportaciones de los mutualistas en el ejercicio 2019, hasta los 677 millones de euros, lo que representó un incremento del 4,63% con respecto al ejercicio anterior. El 96,18% corresponden al ramo de Vida y el 3,82% restante al ramo de No Vida.

Los gastos de gestión sobre el ahorro gestionado alcanzó una ratio del 0,21%, muy por debajo de otros instrumentos de previsión del sector, como por ejemplo el 1,5% del asegurador y el 1,25% de los fondos de pensiones.

Con estas magnitudes, Mutualidad de la Abogacía presentó un resultado del ejercicio después de impuestos de 28 millones de euros a cierre de 2019. La asociación ha indicado que este importe reforzará el patrimonio propio no comprometido hasta los 377 millones de euros.

PRIORIDAD A LA RENTA FIJA

Las inversiones de la Mutualidad alcanzaban los 9.599 millones de euros en el balance contable a 31 de diciembre de 2019, de los que el 6,78% lo componen inversiones inmobiliarias (651 millones de euros), un 82,6% inversiones financieras (7.929 millones de euros) y el 10,62% restante depósitos y tesorería (1.019 millones de euros).

La cartera de inversiones financieras de la Mutualidad está compuesta fundamentalmente por inversiones de renta fija que, a cierre de 2019, representaban el 76,2% del total, con una inversión de 7.318 millones de euros, mientras que las inversiones en renta variable eran solo el 6,4%, con 611 millones de euros.

Por su parte, el patrimonio inmobiliario de la Mutualidad se compone por 45 inmuebles de activos terciarios, oficinas en su mayoría, con arrendatarios solventes y con un índice de ocupación superior al 94% a fecha de 31 de diciembre de 2019.

OBJETIVO 2020: RENTABILIDAD MÍNIMA DEL 3,25%

A pesar de la incertidumbre generada por el Covid-19 y del entorno de bajos tipos de interés, la Mutualidad se ha marcado como objetivo para 2020 alcanzar una rentabilidad mínima del 3,25%.

No obstante, ha reconocido que el arranque de año se está viendo condicionado por el impacto de la pandemia del coronavirus, que está poniendo a prueba la fortaleza de la Mutualidad no solo a nivel organizativo como empresa sino también en la parte financiera ante la volatilidad de los mercados financieros.

El director de inversiones financieras de Mutualidad de la Abogacía, Pedro del Pozo, ha asegurado que sus mutualistas están protegidos de la elevada volatilidad bursátil debido a la mínima exposición de su cartera a la renta variable.

Del Pozo también ha destacado la alta diversificación de la cartera que garantiza su estabilidad: 105 emisores distintos de deuda, de los que al 90% les avala un rating en ‘grado de inversión’.

Comentarios de Facebook