Muchos son los cambios que se avecinan en el sector asegurador: hogares inteligentes, más robots trabajando en las empresas, mayor esperanza de vida de los asegurados (con el correspondiente incremento del gasto sanitario), nuevas formas de movilidad, coches autónomos… Algunas compañías ya están implementando productos ad hoc para estos cambios que avanzan a buen ritmo. Un camino, que se antoja largo, y en el que las aseguradoras no pueden andar solas. Al menos así lo piensan desde Munich Re.

“No hay ni una empresa aseguradora que intente cubrir toda la cadena de valor para conseguir el éxito. Ésta estará cada vez más fragmentada. Tenemos que trabajar con socios para que nos identifiquen lo que quiere el cliente. Este será el trabajo a desarrollar durante los próximos dos o tres años”, auguró Tom van den Brulle, innovation manager de Munich Re durante el Global Summit for Insurance Innovation.

¿Y quiénes serán esos socios? Básicamente aquellas compañías conocidas como insurtech. Se trata de compañías que llegan a conceptos globales en la relación con el cliente. “Tenemos un tesoro, que no es otro que los datos, por lo que sabemos lo que ocurre, pero tenemos que gestionar dichos datos. Por eso estamos buscando startups”, añadió el representante de Munich Re.

Las grandes marcas no han desarrollado un gran modelo para interactuar con el cliente, una labor que puede facilitarles las insurtech

Entonces, ¿cómo se desarrollarán los seguros para dar al cliente una experiencia fluida y práctica? Ahí el machine learning jugará un papel primordial. Por eso, el sector está registrando muchos datos para anticipar situaciones. “Podemos empezar a predecir cuándo y cómo va a fallar la cadena de producción, de ahí que haya menos daño, a la par que se puede mitigar el mismo”, indicó Tom van den Brulle. Un uso de la tecnología en el que las insurtech pueden aportar mucho. “Las grandes marcas no han desarrollado un gran modelo para interactuar con el cliente. Hay mucho desarrollo por hacer”, añadió el representante de la aseguradora alemana.

MUNICH RE Y SUS COMPAÑEROS DE VIAJE

En estos momentos de lucha feroz entre las aseguradoras, con ofertas e incluso meses gratis, la personalización de la oferta se antoja como un elemento clave para retener, y atraer, al consumidor. Al igual que los seguros inteligentes conectados aplicando tecnología del internet de las cosas. Calidad, en una palabra.

Mapfre

Mapfre se defiende del seísmo con tecnología Google

Competencia feroz. Autos, salud, hogar, multirriesgo… en todos los ramos del seguro se está jugando una particular ‘lucha a muerte’ con el fin de...

“Ahí entra en juego nuestro papel como agentes del cambio. Ese trabajo hecho a medida es un gran desafío para las grandes empresas, como las reaseguradoras”, indicó Maite González, chief innovation officer en Mapfre RE. Y añadió: “No tenemos la estructura para trabajar con productos a medida pero estamos experimentando un revolución”. Fruto de ello, reconoce que tienen una tecnología “barata y fácil de utilizar”.

Digitalización, automatización… la pregunta que se hace el más común de los mortales es si las máquinas acabarán quitando todo el empleo. Todo ello mientras la esperanza de vida aumenta. ¿Cómo gestionarán las aseguradoras estos cambios? Por lo explicado, contarán con la ayuda de startups. “La eficiencia aumentará y disminuirán los costes para las aseguradoras”, concluyó Patrick Saner, head macro strategy en Swiss Re Institute.