Luna Europa, Google Maps, Tierra, universo

En el universo existen muchas galaxias, sistemas solares y planetas. Solo en la Vía Láctea existen unos 160.000.000.000 de planetas. Si tienes en cuenta que se estima que existen unas 2000 galaxias en el universo y que cada una tiene miles de sistemas solares, se estima que pueden existir unos 4.800.000.000.000.000.000.000.000 de planetas. Y que solo en uno, la Tierra, exista vida, es casi imposible. Casi ni conocemos nuestro propio planeta, y muchos menos otros mundos

Además, los planetas son muy diversos. Los hay enormes, los hay más pequeños que la Tierra, y también los hay con extrañas condiciones. Como lluvia de diamantes, tormentas extrañas, planetas gaseosos, con océanos de gases licuados, con temperaturas extremas, zonas remotas de las que llegan señales extrañas, etc. Y luego están esos planetas del universo mucho más parecidos a la Tierra y que están en el punto de mira de muchos científicos para buscar vida extraterrestre.

Mundos del universo similares a la Tierra

Sorpresas del universo

La NASA estudia enviar a dos astronautas a la órbita de la Luna

El universo tiene muchas sorpresas por descubrir. Incluso en lo más cercano a la Tierra se pueden encontrar aún sorpresas inesperadas para los astrónomos.

De hecho, las agencias espaciales como la NASA no paran de descubrir nuevos mundos o planetas similares a la Tierra. No obstante, eso no quiere decir que ya exista vida en ellos. De hecho, que las características sean similares a la Tierra no tiene por qué ser la única forma de encontrar vida. Podría haberla en otros planetas muy diferentes, con formas de vida que se han adaptado a condiciones que para los seres humanos serían extremas.

Un ejemplo lo tienes en la propia Tierra. Un ser humano sería incapaz de adaptarse a la vida en el mundo acuático, y mucho menos en algunas fosas y profundidades donde la presión es extrema y no existe luz. Pero en esos fondos remotos existe vida. Además, existen organismos que no necesitan oxígeno para respirar, o que resisten a radiaciones muy elevadas. La diversidad es máxima y la adaptación a los medios muy variada. Lo mismo podría ocurrir en otros planetas.

Volviendo a los mundos, esos planetas cuentan con características similares a este mundo, por lo que podrían ser candidatos a albergar vida, o para poder ser colonizados en un futuro y llevar vida a ellos. Evidentemente, la lejanía de estos planetas hace imposible un viaje con la tecnología actual, si ni siquiera se ha podido llegar a Marte por el momento… Pero en un futuro, algunos avances en la ciencia y en la forma de extraer energía, podrían dar lugar a viajes interestelares. ¿Quién sabe?

Entre los factores a tener en cuenta está la proximidad del planeta a su sol (para que no sean ni tan cálidos ni tan fríos), la posibilidad de tener agua líquida, el tamaño (gravedad), etc. Todo ello es escrutado por telescopios espaciales que van encontrando cada vez más y más de estos planetas.