El banco newyorkino de inversion Morgan Stanley fue multado con 20 millones de euros por las autoridades reguladoras francesas acusado de operaciones de “pump and dump” para manipular los precios de los bonos desde su mesa de negociación de Londres.

La Autorité des Marchés Financiers (AMF) alegó que el banco manipuló los precios de los bonos franceses y belgas en junio de 2015 después de que una apuesta por la deuda francesa del banco provocara perdidas por valor de 20 millones a los inversores.

El “Pump and Dump” es una vieja técnica en los mercados financieros que consiste en inflar el precio de un activo haciendo creer que va a subir mas usando la capacidad financiera amplia de un actor importante del mercado, como es el caso de Morgan Stanley. La subida de precio anima a otros participantes a comprar y el precio sube mas y de repente “el pez gordo” vende todo dejando al resto de inversores con pérdidas.


La AMF dijo que la mesa de dinero de Morgan Stanley en Londres se puso larga en bonos franceses y corto en deuda alemana. Cuando ambas posiciones se deterioraron, el banco perdió 6 millones de dolares el 15 de junio de 2015, según informó Bloomberg. La mesa perdió otros 8.7 millones de dolares al día siguiente, lo que llevó a los traders de Morgan Stanley a comprar Futuros de bonos franceses para cubrir la caída, dijo la autoridad financiera francesa.

La AMF considera que los Futuros se usaron para aumentar el valor de los bonos franceses y belgas, que son intercambiables, antes de que el la mesa de trading de Morgan Stanley en Londres se deshiciera de las posiciones perdedoras que tenían en deuda francesa y belga, dijeron los investigadores.
El banco ya ha respondido a la agencia reguladora, diciendo que tiene la intención de presentar una apelación y defender su “integridad y altos estándares de comportamiento profesional”. En un comunicado emitido, Morgan Stanley señala que la mesa de bonos de Londres siguió el protocolo bancario y simplemente buscó minimizar las pérdidas de su apuesta inicial.

“Las actividades en cuestión se llevaron a cabo de acuerdo con la práctica del mercado y como parte del papel y las obligaciones de la empresa como creador de mercado. Morgan Stanley sigue confiando en que ha actuado en el mejor interés del mercado y sus clientes”-dijo el banco en una declaración-. “Por lo tanto, esperamos presentar nuestro caso ante el tribunal de apelaciones”.

“La multa sienta un precedente peligroso para los bancos que buscan cubrir las apuestas”, dijo un abogado de Morgan Stanley, Stéphane Bénouville y agregó que “las acusaciones contra la mesa de fianzas podrían ser fácilmente rechazadas”. Las acciones de Morgan Stanley cayeron hasta un 0.6% tras conocerse el fallo de la AMF.