patinetes eléctricos

¡El mundo cambio en la forma de transportarse! El patinete eléctrico y otras clases de vehículos de movilidad personal (VPM) están consolidándose progresivamente en España, siendo una característica muy importante a tener en cuenta a futuro inmediato. Los patinetes eléctricos son fenomenales para el transporte urbano, primordialmente por su gran funcionalidad y comodidad.

La innovación permanente de aplicaciones móviles con las que se puede realizar el alquiler los VPM por minutos, es una de las grandes causas del éxito acontecido entre los jóvenes que tienen una mayor interrelación con estas apps. Sin embargo, las aplicaciones han desarrollado un aspecto claramente negativo: En diversas ciudades los usuarios están acostumbrados a estacionar los patinetes a lo largo de la calle, una situación que ha conducido a la proliferación de la infracción en las redes sociales.

Dejando a un lado el respeto a los usuarios con lo que se tiene oportunidad de compartir los lugares públicos, hay que resaltar un escenario muy prominente: La personas deben estar cumpliendo fielmente las reglas básicas de seguridad vial y la regulación de las ordenanzas de tráfico municipal que señalan la utilización apropiado de los patinetes eléctricos. Un pésimo cumplimiento de estas medidas puede desencadenar en amonestaciones económicas dolorosas. ¡A cumplir las reglas!

En el supuesto caso que los vehículos de movilidad personal compartida sean aparcados en el medio de la calle, la multa tranquilamente puede ser de 200 euros considerando la ciudad donde suceda la infracción. En Zaragoza destaca la aplicación del servicio Redy, la cual notificara la posibilidad de amonestación a las patinetas que no son amarradas a los espacios habilitados por las autoridades. Por otra parte, en Sevilla comenzaron las multas el año pasado, generando penalizaciones que iban entre los 50 y 100 euros que recaían a las compañías de alquiler de VMP, las cuales con el traspasar del tiempo tenían que realizar el cobro establecido al usuario que no respeta las normas.

No obstante, en ciudades como Madrid se evidencian ordenanzas municipales que no contienen sanciones para los ciudadanos infractores. Una de las cosas más aconsejables es aparcar los VMP en los lugares reservados para las bicicletas y motocicletas, donde inclusive la acera puede ser utilizada como sitio de último recurso. ¡Aunque ten cuidado! Muchas zonas tienen la prohibición del aparcamiento de patinetes eléctricos.  

En líneas generales, existen muchas locaciones de España en que puedes dejar con tranquilidad el patinete eléctrico en la acera sin problema, pero en otras partes es inexpugnable realizar el aparcamiento. Entre las cosas que más se aconsejan para prevenir las multas inesperadas, es consultar detenidamente las ordenanzas municipales y empaparse de la materia.