coche DGT

La vigilancia realizada por la Dirección General de Tráfico en las carreteras españolas no para, esto a pesar que los desplazamientos originados por las vacaciones hayan finalizado. Por esta razón, la organización está aprovechando lo más que se pueda el regreso al trabajo de innumerables conductores, quienes deberán repasar íntegramente las normas más elementales y que casi no se cumplen en las calles.

Por medio de su perfil de Twitter, Trafico está reiterando su llamado sobre uno de los errores más concurrentes al instante de conducir por autopistas y autovías: manejar por el carril incorrecto. Una de las interrogantes más connotadas por parte de la DGT en la red social del pajarito es: «¿Sabes por qué circular por el carril central o el izquierdo entorpece la circulación y crea situaciones de riesgo?»

En sus mensajes la organización comparte y explica videos en el que se educa a las personas, esto con la finalidad que vayan por el carril derecho y las consecuencias que pudieran devenirse por no cumplir satisfactoriamente las normas.

Entre las reglamentaciones que existen es la de la obstaculización de la vía, debido a que diversos conductores impiden el paso a otros que desean utilizar el carril central o derecho para poder alcanzar a vehículos durante su recorrido. Por consiguiente, se obliga a cada uno de los conductores que están por el carril derecho a ir en gran velocidad, esto en detrimento de hacer cambios de carril para poder adelantar a otros coches. Es importante señalar, que pueden presentarse escenarios peligrosos si se generan cambios abruptos, ya sea desde el carril izquierdo o central hacia el derecho.

Transitar por el carril izquierdo sin tener la necesidad de ejercer una maniobra de adelantamiento es una situación peligrosa muy evidenciada en las carreteras, principalmente por los conductores españoles que caen en el llamado ‘síndrome del carril izquierdo’. Caer en esta infracción contempla irrespetar el artículo 31 del Reglamento General de Circulación, cuyo enunciado señala que la circulación por el carril situado más a la derecha; además, permite la utilización de otros canales del mismo sentido «cuando las circunstancias del tráfico o de la vía lo aconsejen». En el caso de seguir al pie de la letra la anterior disposición, se considerara como una infracción grave y se procederá a implantar una sanción de unos 200 euros.

Finaliza la DGT sus consejos mediante la siguiente afirmación: «En carretera debemos circular por el carril derecho y utilizar el resto para adelantar».