MSC Cruceros

De cada 100 personas que eligen viajar, solo 1,5 de ellas lo hace en un crucero, según Fernando Pacheco, director general de MSC Cruceros. Por ello y, más allá de su plan estratégico, la compañía naviera se afana en conseguir atraer público y lo hace a golpe de televisión con el estreno de ‘Firts Dates Crucero’ en Cuatro.

El programa conducido por Carlos Sobera pasa a grabarse en el paradisíaco crucero MSC Bellissima, donde 100 personas tratarán de encontrar el amor. A diferencia de la versión diaria del formato, en ‘First Dates Crucero’ el programa irá más allá de la primera cita para ver cómo son los primeros pasos de las relaciones que se vayan estableciendo. 

“El primer capítulo se estrena esta noche en Cuatro tras cinco semanas de grabación. Sabemos que es la mejor forma en ganar en demanda y también de llegar a otros segmentos como el de los jóvenes”, explica Luis Surace, director de marketing, en una presentación ante los medios de comunicación.

Así, este programa forma parte del propósito de la compañía por atraer más cruceristas en España, desde donde ya pone en archa otro tipo de medidas como la evolución de producto para llegar a otro tipo de pasajeros con espectáculos como ‘El Cierco del Sol’, alianzas con cheff de renombre o acuerdos con Chico y Lego para fomentar el turismo familiar a bordo de uno de los 16 barcos que actualmente tienen ene la flota. “En España somos la naviera que más oferta de camas y capacidad tiene en el Mediterráneo. Tenemos tres barcos desde el Mediterráneo”, señala Pacheco.

Una flota que se espera que aumente hasta los 29 barcos con la incorporación de los 12 que desde 2017 se están construyendo con una inversión de 12.000 millones de e uros. Todo ello dentro de un plan estratégico hasta 2017.

Además, Ocean Cay MSC Marine Reserve, la isla privada de la compañía, también ha sido un hito importante para MSC Cruceros y ha servido para reforzar su conexión con el mar y la naturaleza. Este destino, único de su clase en Las Bahamas, ofrece infinitas vistas panorámicas de aguas cristalinas y más de tres kilómetros de costa virgen repartidas en ocho playas de arena blanca, lo que permite a los pasajeros conectarse con el entorno natural y su belleza.