Móvil gaming

Los gamers también quieren smartphones potentes y con una gran batería con buena autonomía para jugar durante horas. Por eso, ha surgido un nuevo segmento del mercado centrado en móviles gaming. Los fabricantes de este tipo de dispositivos son bastante conocidos en el mundo gaming y, en la mayoría de casos, coinciden con las marcas que ofertan productos gaming para PC.

Empresas tan conocidas como ASUS o Razer son algunos de los más conocidos, aunque hay más. Y poco a poco otros fabricantes de móviles normales también se han creado sus propios móviles gaming, como es el caso del fabricante chino Xiaomi.

Ciertamente no es algo nuevo, los móviles gaming han existido durante años, pero solo eran modelos puntuales de algunas firmas. Uno de los primeros en irrumpir fue el Nokia N-Gage, también vinieron otros importantes como Samsung SPH-G1000 y el Sony Ericsson Xperia Play que te acercaba a PSP GO!

Ninguno de ellos tuvo un gran éxito. Fueron apuestas de estos fabricantes que pasaron sin pena ni gloria. El poco éxito hizo que las series no continuaran. La tecnología no estaba madura o los usuarios no estaban preparados, o más bien una combinación de ambos factores. Pero actualmente hay un importante mercado orientado para gamers.

Recomendaciones para elegir los mejores móviles gaming

Móviles gaming ASUS ROG

Cuando buscas móviles gaming no esperes una extrema delgadez o un peso bajo. Los móviles gaming, al igual que los portátiles gaming, suelen ser gruesos y algo más pesados que los normales. El motivo es que deben albergar un hardware algo más potente y una batería de gran capacidad.

Hay muchos aspectos que determinan el buen funcionamiento de los móviles gaming. Los videojuegos demandan mucho rendimiento del hardware, necesitan bastantes recursos para funcionar de forma fluida. Por otro lado, ese hardware potente también necesitará de un buen abastecimiento de energía por parte de la batería…

SoC

Chip Snapdragon 855

Debe ser potente, de gama alta. Por ejemplo, un Qualcomm Snapdragon 8xx Series o un Samsung Galaxy Exynos. Otros como los Mediatek, Allwinner, Kirin, Helios, etc., e incluso los Snapdragon 4xx o 6xx Series, no darán resultados tan óptimos.

Mientras más núcleos tenga la unidad de procesamiento, mejor. Pero no es algo determinante para los videojuegos. Es preferible que tengan mayor frecuencia de reloj y un rendimiento superior en modo single-core que tener más cores.

Igualmente, la GPU debe ser potente, Mali de última generación o PowerVR reciente. Aunque es recomendable optar por la Adreno, que son de las más potentes. De ella va a depender el procesamiento gráfico.

Comentarios de Facebook