La firma automovilística Subaru ha anunciado que suspenderá durante dos días la producción de sus instalaciones japonesas debido a la falta de ciertos componentes, en concreto de semiconductores, un elemento que está sufriendo un gran “cuello de botella” en todo el mundo que afecta a varias compañías del sector.

En un comunicado, Subaru ha explicado que este viernes y sábado su planta principal de producción y su factoría de Yajima permanecerán cerradas, al igual que su fábrica de Motores y Transmisiones de Oizumi.

A pesar de ello, Subaru ha indicado que el impacto que tendrá esta medida en sus cifras financieras todavía no ha sido determinado y ha pedido disculpas a los clientes y trabajadores.

Subaru se suma así a otras marcas automovilísticas que se han visto obligadas a reducir su producción debido a la falta de semiconductores para sus vehículos, después de que el grupo Volkswagen anunciase en diciembre que tendría que ajustar su producción en todo el mundo por la ausencia de este componente, ya que sus proveedores, ante la caída de la fabricación de vehículos, habían reasignado sus capacidades de producción hacia otros sectores.

Por ello, Seat y los sindicatos UGT y CC.OO. han acordado este jueves la aplicación de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que afectará a un máximo de 550 trabajadores de sus instalaciones ubicadas en la provincia de Barcelona y que se extenderá desde el 18 de enero hasta el 30 de junio por la falta de suministro de semiconductores.