sexo y hombres

Hoy en día, es algo bastante común tener sexo con alguien y luego ya ver si se vuelve a quedar o no. La realidad es que los tiempos han cambiado y con ellos la mentalidad de que tenías que llegar virgen al matrimonio. Otra muy graciosa era que si te tocabas te quedabas ciego. Esa según a dónde apuntes puede llegar a ser verdad.

Tener sexo de forma inesperada hace que te suba la autoestima y que rejuvenezcas. El morbo de acostarte con alguien que no conoces de nada, o que sí conoces, pero que tu intención no era esa, te da una subida de adrenalina que no tienes cuando es con tu pareja habitual. La forma de actuar no es la misma. Es sexo por el mero hecho de tener placer y de satisfaceros mutuamente.

Esto puede ser que haya personas que no lo aprueben y otras que lo vean con total normalidad. La sexualidad está para disfrutarla, siempre y cuando pongas medios para no coger ninguna enfermedad de transmisión sexual.

Existen muy buenas razones por las que el sexo casual está recomendado, por lo menos una vez en la vida. Entre otras porque tienes sexo con todas las ventajas que ello conlleva.

No debes esperar a la persona perfecta

sexo pareja

Cuando se quiere tener sexo solo por amor, al final lo que pasa es que no lo tienes. Esperar a la persona ideal es muy bonito y puedes hacerlo mientras estás con los equivocados y le das una alegría a tu cuerpo.

Hay que cambiar el rol cuando se tiene una aventura de una noche. No se trata de contarle tu vida ni de saber qué comida es su preferida. Es sexo puro y duro. No olvides que no saber el color de sus ojos no quita que le digas qué quieres que te haga. No lo conoces, no lo vas a volver a ver casi seguro en tu vida, así que elimina los reparos y pide por esa boca.

No existe un mañana

sexo con protección

Lo bueno de tener sexo casual es que no hay un mañana, no hay un ya te llamaré ni un suspiro de despedida. Es una atracción física, te pone y te excita hasta el infinito y más allá, con eso es suficiente.

Seguramente, si fueses a tener algo serio no sería la persona que escogerías, pero recuerda que es para un rato. Es como un vibrador viviente que te va a tocar y a besar por todo el cuerpo. Los coitos que se tienen por atracción física son los más fogosos y pasionales. No tiene que darle nadie el visto bueno, porque tan solo lo van a ver tus genitales y tú.

Sin celos

celos en pareja

No existen los celos ni las dudas ni los reparos. Cuando se tiene sexo de una noche no tienes por qué serle fiel el resto de tu vida, ni tampoco preocuparte de que te vaya a engañar porque tan solo sois dos personas que se están desahogando juntas.

Si te acuestas con tu amigo para tener este tipo de despeje la cosa no terminará bien porque alguno de los dos puede terminar enamorado del otro y que la amistad termine yéndose al garete. No obstante, con el sexo inesperado la cosa no funciona así. No hay peligro de enganche emocional. Enamorarse a primera vista pasa en los cuentos de hadas y en contadas ocasiones en la realidad.

Diversión asegurada

pasión

No tienes que pensar en si lo estarás haciendo mal o en si te ves un poco ridícula con las bragas de abuela que escogiste justo esa noche. La ropa interior es lo de menos porque no la llevarás mucho tiempo puesta.

Es la mejor forma de dejarte llevar en el sexo sin pensar. Cuando tienes un encuentro sexual con un desconocido tu cuerpo se desinhibe y tu mente tan solo piensa en el placer que está teniendo. Ya cuando todo acabe te llevas las manos a la cabeza, pero las piernas te seguirán temblando.  

Sin presiones

sexo casual

Si lo subes a tu casa no tendrás que tenerlo todo recogido. No va a ir a mirar si la encimera tiene polvo, el polvo lo quiere y lo quieres en otro sitio que no es el mueble. No tienes que dormir con él si no quieres.

Una vez que el coito haya concluido y no vayas a repetir, le acercas su ropa amablemente y le das las buenas noches cerca de la puerta de salida para que pille la indirecta. No necesitas medias tintas, vas a lo que vas y punto.

Sexo sin ataduras

disfraz erótico

No tienes que estar pendiente de dedicarle a nadie un tiempo del que no dispones ni de ofrecerle una vida a cambio de sexo. Tienes tu vida y de vez en cuando disfrutas del sexo libre, no hay nada de malo en ello.

No olvides usar protección, las personas con múltiples parejas sexuales tienen más factores de riesgo a contraer enfermedades de transmisión sexual que las que son monógamas. Intenta evitar el sexo oral sin protección. Siempre se usa condón a la hora de la penetración vaginal o anal. Sin embargo, se suele ignorar que el virus del papiloma humano se contrae también al realizar el sexo oral.

Distintas experiencias

sexo mañanero

Cada persona es un mundo y cada uno de nosotros vive el sexo de distinta forma. Es divertido comprobar cómo cada cual tiene sus manías. Aunque sea la primera vez que tienes una relación sexual con alguien, hay cosas que se notan. Si hace más ruido, menos, si es más fogoso o si es pasivo en la cama.

Estas serán señales que te dirán si es práctico pedirle el número de teléfono y repetir o si se va a quedar en una nueva experiencia para recordar. No olvides que no siempre vas a encontrar a todo un actor porno en la cama. La primera vez puede llegar a resultar bastante desalentadora en algunos casos.

Es sexo sencillo

sexo por placer

Puede ser que acabes de salir de una relación y que lo último que desees es volver a empezar a conocer a alguien de nuevo, pero eso no quita que tengas ganas de tener sexo. Para estas circunstancias las redes sociales sirven bastante. Hay aplicaciones para ligar con gente que está cerca de ti y que no conocerías en la barra de un bar.

Tan solo tienes que abrir el Tinder y ponerte a buscar algún objetivo viable que te atraiga sexualmente para poder tener una noche de pasión y desenfreno.

No hay remordimientos, solo sexo

despertar mujer

Tener sexo con alguien que no vas a volver a ver en tu vida tiene su lado bueno y su lado malo. El lado positivo es que puedes ser completamente egoísta e ir a satisfacerte tan solo a ti mismo, pero ojo, eso es bidireccional.

También puede ser que la otra parte del acuerdo piense lo mismo y se quede en un coito exprés y te deje peor de lo que empezaste. Todo tiene sus riesgos.

Comentarios de Facebook