Roger Federer

Roger Federer es un icono tanto a nivel deportivo como comercial. A sus innumerables récords en la pista le han seguido los económicos. El último, hace solo unos meses, cuando la Lista Forbes le reconoció como el deportista mejor pagado del mundo (por delante de Messi y Cristiano), con unos ingresos de 106,3 millones de dólares en un año. Nunca esta lista (creada en 1990) había vislumbrado a un tenista en lo más alto. El suizo, no obstante, es un hombre ambicioso: ha sacado su propia marca de zapatillas junto a la firma suiza ‘ON’ para disparar un dinero que proviene casi en su totalidad a través de las marcas.  

Sólo un 6% de los beneficios que obtiene el ex número uno del mundo llega a través a través de su papel en la pista, donde casi a sus 40 años no tiene demasiada intención de anunciar su adiós. Tiene multitud de sponsors entre los que destacan Rolex (8 millones de dólares), Sunrise (7 millones), Mercedes, Moet & Chandon y Uniqlo, por supuesto, que le abona la desorbitada cifra de 30 millones de euros al año.

Esa alocada suma de dinero fue la que llevó a Roger Federer a tomar la drástica decisión de abandonar a Nike tras dos décadas. Precisamente con esta marca deportiva lanzó al mercado las gorras y zapatillas con su logo RF, el cual perdió en el trasvase de patrocinadores. Casi dos años después, en 2019, el helvético logró ser de nuevo dueño de su nombre. El logo vinculado a la empresa estadounidense es suyo y por muchas especulaciones de trifulcas entre ambas partes, lo cierto es que la relación ha sido cordial y a Federer no le ha importado saltar a la pista con zapatillas Nike en algunos de los torneos.

LAS ZAPATILLAS ‘THE ROGER’

Ahora Federer busca dar un paso más allá que dejó entrever a finales del pasado año cuando en sus redes sociales destapó su colaboración con la marca suiza de zapatillas ON. El pasado lunes se produjo la presentación de ‘The Roger’, su primera línea de zapatillas. No sólo será imagen, sino que además ha influido en el desarrollo del prototipo. Su objetivo, ahora que su retirada está cada vez más cerca, es impulsar sus negocios fuera de las pistas, como en su día hicieron otros deportistas como Stan Smith o Michael Jordan, que ha logrado unas ganancias de más de 1.000 millones de dólares con sus Air Jordan.

Hacer caja llegará después, por el momento Federer busca promocionar su producto con una edición limitada de 1.000 pares y un sorteo para ser uno de los agraciados. La noticia desató la alegría de sus fans, pero los hubo más críticos que dejaron constancia de que el modelo no era excesivamente atractivo. Lo cierto es que Federer se decantó por el blanco total. Otra de las dudas que han generado las zapatillas de Roger Federer es su precio.

Roger Federer

Las ‘The Roger’ pueden solicitarse ya (en preventa) por 239,95 euros, tanto el modelo masculino como el femenino. En la propia descripción del producto hacen hincapié en que es una “edición limitada” con la “comodidad CloudTec” y que están desarrolladas por el suizo. Pero su precio de salida contrasta con las Air Jordan, el modelo redondo que sin lugar a dudas busca copiar Federer. Con solo echar un vistazo al catálogo de Nike se puede vislumbrar que las zapatillas más caras de la marca del baloncestista no superan en ningún caso los 200 euros.

Roger Federer se ha ganado al público a base de su talento en la pista y su saber estar fuera de ella (más de una década designado como el preferido por la afición), pero no todos los fans han aplaudido su ‘estreno’ empresarial. Será difícil que el negocio no cuaje, pero la acogida no ha estado exenta de críticas. Y todo este proceso empresarial para acrecentar su fortuna se fragua sobre la duda de algunos tenistas en la figura de Federer, al que critican de buscar su propia fortuna e ignorar a clase media del tenis, que pese a los cambios de la ATP siguen sin poder vivir del deporte que les apasiona pese a estar entre los mejores del circuito.

Comentarios de Facebook