Mobile World Congress

El Mobile World Congress (MWC) de Barcelona se celebrará “sí o sí” este año, aseguraba el conseller de Empresa y Conocimiento de la Generalitat la semana pasada. Y este lunes, Red.es ha anunciado la convocatoria para la participación por parte de las empresas en el Pabellón España durante el congreso. Todos dan por hecho la celebración de la feria, pero sobre la seguridad sanitaria en un país sin horizonte de vacunación previsto no habla nadie.

La edición 2020 del MWC se suspendió a última hora sin que hubiera un consenso total entre las empresas participantes. De hecho, algunas evitaron -gracias a la GSMA (organizadora del congreso)- tener que pronunciarse públicamente. Tras esa situación, la edición de 2021 se aplazó para el verano desde un primer momento. En concreto, tiene prevista su celebración entre el 28 de junio y el 1 de julio.

Todas dan por hecho la consecución del evento. El conseller catalán Ramón Tremosa se ha mostrado confiado en que la vacunación contra el covid y el acceso a pruebas diagnósticas de forma masiva permitan la celebración del congreso de este año, pese a que la epidemia -lejos de remitir- está actualmente en el pico de la tercera ola. Además, confía en que el buen tiempo jugará en contra del virus, que ha demostrado estacionalidad -según sus propias teorías- por lo que se podrán volver a celebrar grandes acontecimientos a partir de mayo o junio. Manifestaciones que no prueban nada.

Ante esta misma naturalidad, Red.es a través de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, e ICEX España Exportación e Inversiones, entidad adscrita al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, han abierto el plazo para que las empresas españolas soliciten su participación en el Pabellón de España del próximo MWC Barcelona 2021.

Red.es e ICEX seleccionarán hasta 48 empresas que expondrán sus mejores proyectos nacionales vinculados a los sectores de smart cities, ciberseguridad, fintech, IoT e industria 4.0, cloud, 3D, comercio electrónico, geolocalización, inteligencia artificial, 5G, ocio digital interactivo, tecnologías del lenguaje, blockchain, big data, salud y bienestar social, sostenibilidad o medioambiente. Asimismo, las empresas seleccionadas dispondrán de un espacio en el Pabellón de España y se beneficiarán de sus servicios además de otros adicionales -actividades de networking o difusión-. Y aquí llegamos a la naturalidad del disparate: fomentar la celebración de reuniones.

Mientras que eventos como el foro del agua, llevado a cabo por el World Water Council (WWC), se trasladará a Dakar para tener el menor impacto posible en regiones con bajo índice de contagio, Barcelona quiere convertirse otro año más en la capitalidad mundial del móvil con cientos de personas rondando por la ciudad.

UN MOBILE WORLD CONGRESS FALAZ

La celebración de un Mobile World Congress normal no existirá en 2021. Y casi nadie lo quiere asumir. En primer lugar porque ya se ha comunicado que será semipresencial. Habrá, de celebrarse, algunos actos en Barcelona, pero el grueso del congreso de celebrará de manera online.

Y luego está la parte sanitaria que todos los implicados con el MWC quieren obviar. El calendario de vacunas español no tiene previsto que para junio estén vacunados muchos de los potenciales asistentes. Principalmente porque no se encuentran entre los grupos de riesgo. De igual modo, el control de vacunas de los miles de asistentes que vendrían de fuera es una panacea.

Asimismo, una de las claves y esencias de la feria, como señala Red.es en las actividades que impulsará con las empresas seleccionadas para participar en el Pabellón España, son las reuniones y encuentros entre empresas, empresarios y gente de la industria. Es decir, salvo que para el 28 junio hubiera una inmunidad casi total, ¿puede permitirse un congreso fomentar la reunión entre personas de diversa procedencia?

No se trata de un pequeño evento. Incluso rebajando su afluencia de personas presenciales un 90%, estaríamos hablando de que vendrían a Barcelona más de 10.000 personas. Un número insostenible cuando los planes de vacunación todavía no serán generalizados en esa fecha.

UN MWC DESCAFEINADO

Junto a toda esta incertidumbre se debe añadir que muchas empresas, en caso de ir, lo harán de forma muy descafeinada. Un reciente ejemplo lo representa Samsung. La firma coreana, uno de los emblemas del MWC durante años, ya ha presentado su buque insignia de este año. Por lo tanto, si el principal vendedor de móviles del mundo no tiene móvil que presentar, ¿qué feria de movilidad queda?

Y no son los únicos. Según ha podido recabar MERCA2 en fuentes cercanas a diversos fabricantes, muchos plantean sus planes estratégicos al margen de la celebración del Mobile, sea más o menos presencial, tenga impacto, o sea totalmente virtual. Es decir, puede darse la circunstancia de que no haya ninguna presentación relevante. Por lo tanto, el MWC quedaría para el desarrollo de reuniones sin tener todavía vacunas. Algo no encaja.