Se llama Mínimo y es una aplicación móvil para ayudar a las personas con discapacidad auditiva, más de un millón en España. El nacimiento de la novedosa app, que acaba de lanzar la Fundación Vodafone España, ha sido muy aplaudido por su accesibilidad: es gratuita, muy intuitiva y vale para todos los dispositivos.

“Hasta ahora no existía nada parecido en el mercado”, asegura la doctora Adoración Juárez, directora de la Fundación Dales la Palabra, creadora de la aplicación junto a la editorial Entha, especializada en libros orientados a los profesionales de la comunicación y el lenguaje. La app ha sido desarrollada por Aptent, empresa de tecnología y accesibilidad en la comunicación.

Mínimo va dirigida a usuarios de prótesis auditivas y de implantes cocleares que necesiten entrenar su capacidad de discriminación auditiva mediante la oposición de parejas mínimas -es decir, de palabras que difieren por un solo fonema- y puede ser utilizada en cualquier momento y lugar.

TRABAJAR POR LA ACCESIBILIDAD

“La idea nace porque hemos colaborado con Vodafone a otros niveles y conocemos su objetivo de eliminación de barreras y de trabajar por la accesibilidad. A la vez, participamos cómo evaluadores del proyecto “Teatro accesible” que estaba realizando Aptent junto con la Fundación Vodafone”, detalla Adoración Juárez, que también dirige el colegio Tres Olivos.

“Hasta ahora no existía nada parecido en el mercado”

Juárez explica que ya venían utilizando el material de Mínimo para la estimulación auditiva, creado por Isabelle Monfort y Paco Gomez, pero en soporte papel.“Era más complicado porque teníamos que combinar las fotos en función del fonema que queríamos trabajar, lo que frenaba mucho y hacia el ejercicio poco motivador”, prosigue. La app puede utilizarse para el trabajo con niños o adultos que presentan sordera, dificultades gnósicas o de discriminación auditiva, dislexia fonológica, etc.

Desde la Fundación Dales la Palabra -creada en 1999 con el objetivo de potenciar la comunicación oral y la co-educación de niños con deficiencias auditivas con niños oyentes- aseguran que el tipo de ejercicios que propone se pueden realizar en edades más tempranas: “Desde los cinco años e incluso cuatro, pueden mejorar su discriminación auditiva”.

Además, la aplicación -disponible de manera gratuita en Google Play y Apple Store-. resulta una herramienta útil para logopedas, audioprotesistas, profesionales de la audición y del lenguaje y educadores en su labor de tratar los trastornos de audición y de habla.

FUNCIONAMIENTO DE LA APP

El entrenamiento consiste en escuchar una palabra y seleccionar entre una pareja de mínimos opuestos, es decir dos palabras que solo difieren por un fonema, aquella palabra que se cree que se ha reproducido. La aplicación indica al usuario si la respuesta es correcta o incorrecta antes de mostrar el siguiente par o conjunto de palabras.

“Hemos podido incorporar una cantidad de parámetros imposibles en otro tipo de material”

La app permite entrenar con diferentes voces (hombre o mujer) y también con diferentes entornos y niveles de ruido. Además, permite al usuario practicar sin la necesidad de estar con un profesional o una persona que le ayude.

“Hemos podido incorporar una cantidad de parámetros imposibles en otro tipo de material. La gran ventaja es la posibilidad de trabajar de forma independiente, en cualquier momento del día, y de tener un registro de los resultados de cada ejercicio”, detalla Adoración Juárez. Mínimo informa del porcentaje de aciertos y muestra qué palabras no ha podido diferenciar correctamente el usuario.

Para Loli Bermejo, pedagoga del Colegio Tres Olivos y usuaria de implantes cocleares a causa de una hipoacusia neurosensorial profunda, la aplicación, ha sido todo un descubrimiento:“Hasta hace 4 años llevaba audífonos.  Me servían más que nada para estar conectada al mundo, controlar mi voz y poco más, porque no discriminaba prácticamente nada”.

Bermejo decidió entonces implantarse. Señala que los resultados fueron “espectaculares” pero “al no tener ya plasticidad cerebral y no haber escuchado bien, he necesitado de mucho entrenamiento para conocer resultados. Esta app complementa este entrenamiento que necesitaba hacer”.

Hace dos años, Loli volvió a ponerse otro implante en el “oído contralateral, y aunque el trabajo fue algo menos intenso que con el primero, he seguido necesitando esta estimulación”. Mínimo le permite “estar más relajada. Con mi logopeda siempre quiero hacerlo muy bien, y con la app no tengo la necesidad de hacerlo perfecto sino de entrenar a mi oído a escuchar mejor sin más presiones”.

23 EJERCICIOS DIFERENTES

Para los profesionales, la aplicación permite organizar los resultados por carpetas para poder realizar un seguimiento del aprendizaje de cada paciente a lo largo del tiempo. En la actualidad, Mínimo tiene 23 tipos de ejercicios diferentes, organizados según la dificultad.

Las ventajas de la app es que, como tarea, ofrece la posibilidad de seleccionar tipos de voz y contextos de ruido, así como una presentación aleatoria de los ítems. En el apartado clínico, facilita la organización para la presentación de estímulos y la recogida de datos y, a los usuarios, les da la posibilidad de entrenar de manera autónoma.

La Fundación Vodafone España es una institución sin ánimo de lucro que contribuye al impulso de la innovación y la utilización de las TIC para mejorar la calidad de vida de las personas. Desarrolla proyectos de innovación tecnológica que facilitan la vida a personas con discapacidad y mayores.