milmillonaria inversión Inditex digital
Centro Tecnológico de Inditex en Arteixo (A Coruña).

Hay una frase de la Biblia que bien podría aplicarse a Inditex: los últimos serán los primeros. Es lo que dijo Jesús a sus discípulos. Y es lo que parece estar mostrando Inditex a sus competidores. Cierto que la enseña fundada por Amancio Ortega, y ahora presidida por Pablo Isla, no fue pionera en la apuesta por el comercio electrónico. También es cierto que su apuesta online no se ha caracterizado por ir a grandes velocidades. Pero no menos cierto es que cada paso que da lo hace a sabiendas de que será un éxito para el negocio. Lento, pero seguro.

Fue en el año 2007 cuando la cadena Zara Home abrió las puertas al mundo online de Inditex. Y hubo que esperar a 2010 para que su buque insignia, Zara, arrancara su andadura digital. Ha tenido que pasar más de una década para que la cuadratura del círculo se haya cerrado con el lanzamiento de la tienda online de Lefties. De esta manera, la firma de moda accesible ya no será el patito feo dentro del grupo y contará con su propia tienda online. Algo con lo que ya contaban el resto de sus hermanos.

En el camino, Inditex se ha dejado más de 10.000 millones de euros. Y no piensa parar en su empeño. De hecho, en el plan que la compañía tiene hasta 2022, la inversión digital prevista será de 2.700 millones de euros para contar con presencia online en todos aquellos países en los que está presente. De esa cantidad, 1.000 millones de euros servirán para impulsar la actividad online propiamente dicha; los otros 1.700 millones de euros restantes se destinarán a la actualización de la plataforma integrada de tiendas.

El objetivo de dicho plan es ir incorporando las más modernas herramientas tecnológicas con el fin de hacer realidad el concepto de tienda integrada. Así, Inditex pretende que el cliente disfrute de un servicio permanente allá donde se encuentre, en el dispositivo que tenga más a mano, y las 24 horas del día.

AMBICIOSO PLAN DE INDITEX

Si echamos la vista atrás, hay que remontarse a 2018 para ver la influencia del mundo digital en las ventas de Inditex. Cierto que en 2015 hizo un pequeño amago, al decir que el 5% de la facturación en Europa procedía de la venta online. Tres años después, las ventas digitales se habían multiplicado por dos, para llegar al 10%, a nivel global. Unos 2.500 millones de euros. Respecto al año anterior, las ventas online habían crecido un 41%, con 2.418 millones de visitas a las páginas web del grupo, y con picos de hasta 249.000 pedidos en una hora.

juan roig mercadona cornisa cantabrica

La asignatura pendiente de Juan Roig en Mercadona: la cornisa cantábrica

Mercadona, la enseña a los mandos de Juan Roig, no es la que más establecimientos tiene en España. Sus 1.625 tiendas son superadas por...

Con el ambicioso plan 2020-2022, las previsiones de Inditex son que las ventas online supongan más del 25% del total de la firma. En 2019, ese porcentaje fue del 14%. El crecimiento fue del 23%, respecto al año anterior, y la cantidad alcanzó los 3.900 millones de euros.

Durante la pandemia, y del 1 de febrero al 30 de abril, las ventas online de Inditex crecieron un 50%. Pero es que sólo en el mes de abril, dicho porcentaje se incrementó un 95% respecto al mismo mes del año anterior. Al igual que sus tiendas físicas, las tiendas digitales de Inditex cuentan con una estética minimalista, sobria, y de fácil navegación. Además, cabe la opción de elegir online, y retirar el producto en la tienda.

SE HACE CAMINO AL ANDAR

Uno de los pilares del plan de la firma fundada por Amancio Ortega de cara a 2022 es el proyecto Inditex Open Platform (IOP). A grandes rasgos, se trata de una base tecnológica propia sobre la que pivotarán todas las operaciones digitales del grupo. Un bastón en el que apoyarse a la hora de hacer inventarios, compras o cumplimentar pedidos. Para el cliente, supondrá poder consultar, por ejemplo, cuál es el stock que hay en tienda para su posterior compra online.

Para llegar hasta aquí, Inditex ha ido implantando su canal online en aquellos países en los que ha ido desembarcando. Tampoco dudó en llegar a acuerdos con otras compañías, como la británica ASOS, con la que vendió online parte de su colección en Reino Unido. O con Alibaba, para hacer más fuerte su presencia en China. Asimismo, abrió tienda propia en plataformas como Tmall o Zalando. El grupo cuenta con 16 plataformas logísticas repartidas por todo el globo cuya razón de ser es la actividad digital.