Michel Méndez Pozo parece no haber leído que patronal de la prensa del papel, AEDE, radiografía en su informe El Libro Blanco de la Prensa el desplome de los periódicos impresos en los últimos quince años: el sector factura casi un 40% menos que hace tres lustro, sus beneficios netos apuntan una caída superior al 80% y el consumo de toneladas de papel en esta industria ha caído más de un 50%. Pero hay más en este mastodóntico sector que no vio venir la crisis general y la propia, marcada por la transformación digital: la inversión publicitaria cayó desde los 2.000 millones de euros en 2007 a tan solo 815 en 2015, la distrubución de prensa ha caído un 47% en quince años y en siete ejercicios, hasta 2015, han desaparecido casi 4.000 puntos de venta.

En medio de este cataclismo, con recortes, cierres de medios y despidos zambullendo el mundo conocido, un empresario ha sido capaz de poner en pie cinco periódicos en este país. El autor del milagro es Michel Méndez Pozo, que en 2016 tuvo un calendario plagado de inauguraciones de medios impresos: el 7 de febrero nacía El Día de Soria, el 17 de abril El Día de Segovia, el 5 de junio El Día de León y el 3 de julio El Día de Salamanca. No es casual que cuatro de estos proyectos nacieran en Castilla y León, ya que Méndez Pozo es conocido como “El Rey de Burgos” y sus vínculos con la Junta han sido denunciados por la prensa en mil y una ocasiones.

Michel Méndez Pozo abrió cuatro periódicos en Castilla y León y otro más en Castilla-La Mancha en 2016

Dice Michel que no le gusta la política y afirmó en un juicio no saber dónde se encontraba la sede del PP burgalés cuando tuvo el dudoso mérito de ser el primer constructor en ser encarcelado por corrupción: corría 1994 y el empresario era condenado a siete años de cárcel en un caso que llegó a salpicar a José María Aznar. Pero no solo del papel vivió el hombre tras la salida de prisión, en la que permaneció solo 18 meses: Méndez Pozo acumula un conglomerado de la construcción, desde el aeropuerto de Ciudad Real hasta auspiciar según la entonces oposición en Burgos el proyecto/escándalo Gamonal, soportando una deuda en torno a los 1.000 millones de euros, tal y como señalaba hace unos meses El País. Pero este empresario colecciona medios en Castilla y León: el mítico Diario de Burgos, que con 125 años de historia es capaz de forzar desde sus editoriales dimisiones del equipo del PP local, y otros periódicos en Ávila, Palencia y Valladolid. Solo le falta Zamora en este particular álbum de fotos.

Pero Méndez Pozo también es accionista de la televisión autonómica de Castilla y León, en la que produce varios espacios, y se le señala como afín a la Junta popular de Castilla y León, al Gobierno socialista de Castilla-La Mancha, ya que durante las etapas de Bono y Barreda lanzó varios medios afines a éstos, y en Navarra, donde sus lazos con los regionalistas de UPN son más que evidentes gracias a la televisión autonómica. En La Mancha, tras replegarse ante la llegada de Cospedal, también lanzó en abril del año pasado La Tribuna de Guadalajara, medio que se incorpora a una estructura donde también cuenta con medios de papel en capitales de provincia como Cuenca, Ciudad Real, Toledo y Albacete.

Méndez Pozo se reparte junto a José Luis Ulibarri el dominio mediático en Castilla y León y cuenta además con medios en Castilla-La Mancha y Navarra

Además, Méndez Pozo dispone de una agencia de prensa, varios talleres de impresión, productoras de televisión, emisoras en Castilla y León gracias a su acuerdo con Onda Cero y señales musicales en la misma Comunidad Autónoma con la marca Vive Radio. En Castilla y León es casi el rey, ya que comparte protagonismo con José Luis Ulibarri, marcado por el escándalo Gürtel. Con éste comparte Michel la propiedad de la televisión autonómica castellano-leonesa, regada con 144 millones de euros desde 2010 por parte de la Junta, y rivaliza en el kiosko ya que Ulibarri posee El Diario de León, El Correo de Burgos, El Diario de Soria, El Diario de Valladolid y otras cabeceras en la región ligadas a El Mundo.

También cuenta con su propia red de emisoras radiofónicas, hoy en día asociadas a la esRadio de Federico Jiménez Losantos tras el fallido proyecto de Punto Radio junto a Vocento. Ulibarri en los últimos tiempos ha sufrido dos concursos de acreedores mientras no deja de verse manchado por la prensa por la construcción de algunos hospitales construidos para el Madrid de Esperanza Aguirre o por la gestión de las residencias castellano-manchegas gestionadas bajo el Gobierno Cospedal. Pese a los problemas, ambos se reparten la opinión y los medios en Castilla y León, Comunidad Autónoma donde como vemos se obran milagros.

Comentarios