Estamos preocupados por Miguel Bosé. Se le está yendo la pinza y de qué manera. Hace un par de meses celebraba en sus redes sociales sus 43 años en el mundo de la música. Además compartía un nostálgico vídeo de su primera actuación en 1977, en el programa de José María Íñigo. Durante todos estos años ha sido la banda sonora de nuestras vidas en distintos momentos y ha atraído miradas por sus puestas en escena, su estética atrevida y el absoluto hermetismo de su vida privada, que ha despertado todo tipo de conjeturas. Hace poco su madre Lucía Bosé fallecía a causa del coronavirus, algo que ha podido contribuir a descontrolarse en sus descabelladas declaraciones.

OTRAS IDAS DE PINZA QUE NOS PREOCUPAN

Miguel Bosé se estrenó como instagramer en 2014 y parece que no le sentó muy bien. En esta red social también ha compartido momentos muy extraños e inquietantes. Su objetivo principal es hacer reir a sus seguidores pero de formas un poco incomprensibles. Por ejemplo, en una ocasión apareció con esponjas marinas en la nariz. En otra ocasión se le ocurrió decir que a partir de ahora solo miraría de reojo porque estaba harto de mirar de frente. También se ha grabado hablando de un viaje estelar: “Os hablo desde mi nave. Voy al cinturón de asteroides. Es la zona de la que provengo, entre Marte y Júpiter”.

miguel-bose-selfie