Microsoft tecnologías CO2

Microsoft ha anunciado que será una compañía con valores negativos de emisión de dióxido de carbono (CO2) para el año 2030 e intentará eliminar del medioambiente todas las emisiones que haya producido desde su fundación en 1975. Para ello, planea invertir 900 millones de euros.

Según ha anunciado el presidente de la compañía, Brad Smith, se trata de un plan “ambicioso” que pondrá su tecnología a disposición de proveedores y clientes en todo el mundo para ayudarles a reducir también su propia huella de carbono.

Amazon

AWS (Amazon) VS. Azure (Microsoft): la batalla del siglo XXI

Entre mensajes de revolución digital, digitalización, inteligencia artificial o, incluso, términos como Blokchain con los que presidentes, ceos, altos directivos o políticos...

“Si bien el mundo necesitará alcanzar las cero emisiones netas, aquellos como nosotros que podemos permitirnos avanzar más rápido e ir más lejos deberíamos hacerlo. Es por eso que hoy anunciamos un objetivo ambicioso y un nuevo plan para reducir y finalmente eliminar la huella de carbono de Microsoft“, explica Smith.

El propósito de la tecnológica es reducir progresivamente sus emisiones directas de CO2, así como las que se derivan de sus compras a través de proveedores y las de la energía que utiliza, hasta que lleguen a desaparecer por completo a mediados de siglo.

La hoja de ruta de la compañía para conseguir eliminar del medioambiente más CO2 del que emita en 2030 comenzará este mismo año y se basa en una reducción progresiva de las emisiones provocadas tanto por la compañía como por sus proveedores y de un aumento de la eliminación de las emitidas.

MICROSOFT Y UN PLAN DE 900 MILLONES DE EUROS

Parte de este plan requerirá de una tecnología que la compañía admite que actualmente no existe, por lo que ha creado un nuevo fondo para la Innovación Climática de 1.000 millones de dólares (900 millones de euros), que invertirá en el desarrollo de tecnologías que permitan eliminar, capturar y reducir las emisiones contaminantes.

A partir del próximo año, Microsoft también tendrá en cuenta explícitamente la reducción de emisiones de carbono en sus procesos de compra a través de sus proveedores. Además, compartirá un nuevo informe anual de Sostenibilidad Medioambiental, que detallará el impacto de sus emisiones y los avances por reducirlos.