Microsoft

El negocio de los servicios en la nube pública mueve más de 150.000 millones de dólares para las empresas que se reparten el pastel. Y entre ellas, hay dos que se juegan más que ninguna: Microsoft y Amazon.

En este contexto, según estiman los analistas de Bloomberg, es probable que Microsoft se convierta en el líder en la nube híbrida en los próximos años. El motivo que esgrimen tiene que ver con las infraestructuras de TI heredadas de sus clientes. No obstante, surge un rival que quiere poner todo patas arriba. Con su posición de dominio en la cloud pública, Amazon también quiere convertirse en un referente de la nube híbrida. Desde la agencia estadounidense aseguran que los acuerdos de colaboración con la tecnológica VMware serán fundamentales para firmar nuevos contratos.

Según estimaciones de analistas del sector, la nube híbrida será la fórmula preferida por las empresas para este año. Esa mezcla de software y hardware compartido, que une lo mejor de ambos servicios, se ha convertido, por ejemplo, en el principal modelo para almacenar información para las compañías representadas en Fortune 500.

Movistar

Los audios cansinos: otro negocio que WhatsApp arrebató a los operadores

Que levante la mano el que no sufra de audios cansinos en WhatsApp. Quien más, quien menos, tiene algún familiar, compañero o amigo que...

El éxito de la nube híbrida, como estiman en Bloomberg, se basa en la sencillez para migrar los datos desde servidores privados. Si se tuviera que hacer todo a una cloud pública, sería más costoso. Por eso, las empresas de mayor peso confían en soluciones híbridas. Eso lo sabe Microsoft que lleva un tiempo invirtiendo importantes sumas de dinero para poner a punto todos sus servicios.

MICROSOFT Y AMAZON SE JUEGAN MUCHO

Desde Microsoft y Amazon son conscientes de todo lo que se juegan. Y es que se espera que los gastos de tecnología empresarial en software y servicios de TI, excluyendo dispositivos, alcancen los 1,5 billones de dólares en 2019, según los cálculos de IDC. Pero es que, solo la nube pública, representará alrededor de 159.000 millones a pesar de que se trata de una tecnología que se lleva usando desde hace años.

Ahora bien, tanto los servicios ofrecidos en la cloud híbrida como pública deberán estar muy vigilantes. Las crecientes preocupaciones sobre la privacidad y los nuevos requisitos de datos, incluidos en el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR), también favorecen el modelo de nube híbrida, especialmente en industrias como la salud, los servicios financieros y el sector público. Además, algunos países exigen que las empresas mantengan ciertos tipos de datos dentro de sus fronteras y están menos abiertos a los proveedores de nube pública.

Por lo que respecta a la competencia en el sector, además de Microsoft, las compañías de software como VMware, Red Hat, Oracle e IBM están surgiendo como los principales proveedores de nube híbrida que permiten a los clientes heredados mover más cargas de trabajo a la nube. Aunque para Microsfot, el gran rival seguirá siendo Amazon, sobre todo por sus acuerdos con VMware.