gestion empresarial

Existen mucha formas diferentes de gestionar un negocio, algunas son mejores que otras, pero es que además hay algunas modalidades que pueden ser la razón del fracaso. Entre ellas vamos a destacar la microgestión, que llevada al extremo puede tener importantes consecuencias sobre tu negocio e incluso tu salud, contribuyendo a elevar por encima de lo recomendable tus niveles de estrés.

Es posible que como emprendedor seas una persona multitarea, lo mismo prestas servicio a tus clientes que haces las facturas o pones en marcha una campaña de marketing en Facebook. Y, aunque esto puede ayudarte a salir adelante al principio, si lo conviertes en la forma habitual de gestionar tu negocio puede acabar con él.

¿Qué es la microgestión?

inconvenientes microgestion

Microgestión o micromanagement es una forma de llevar un negocio que implica intentar controlar todos y cada uno de los aspectos del mismo. Está claro que como emprendedor debes estar al tanto de lo que pasa en cada área del negocio, pero si ese control se vuelve absoluto e incluso enfermizo, es entonces cuándo empieza el problema.

A veces incurrimos en el micromanagement porque trabajamos completamente solos, ya sea porque por el momento no disponemos de medios para ampliar el equipo de trabajo o porque directamente no conocemos los beneficios de delegar y creemos que nosotros podemos hacerlo todo mejor que nadie. Pero también podemos caer en la microgestión abusiva si tenemos empleados a nuestro cargo y hacemos un control excesivo sobre su forma de trabajar.