Micappital
Borja Nieto y Miguel Carmiña, fundadores de Micappital.

Borja Nieto y Miguel Carmiña crearon Micappital en 2018 con la idea de acercar a miles de ahorradores un asesoramiento financiero personalizado sin cambiar de banco. En un año complicado para el mercado, confiaron en ellos casi 500 clientes y ahora el 30% de los nuevos llegan recomendados. El objetivo en 2019 se han marcado el objetivo de captar 1.000 clientes y conseguir que su negocio sea escalabre.

–¿Cómo surge la idea de Micappital?

Miguel Carmiña. Nosotros trabajábamos en banca privada y ahí nos dimos cuenta de que los grandes patrimonios estaban muy bien asesorados y tenían muchos recursos. Además, nuestros clientes cada vez nos pedían menos reuniones porque carecían de tiempo y lo podían hacer por la web. Entonces pensamos, ‘si hay personas con cinco millones de euros ya casi no requiere esos servicios, sino que lo sigue por la web, una con 10.000-15.000 euros con más razón’. Esa fue una de las alertas que identificamos. Por otro lado, nuestros amigos empezaban a generar ahorro después de dos o tres años trabajando. Tenían 2.000-3.000 euros ahorrados y nos preguntaban qué podían hacer con ellos. Les preguntábamos en qué banco estaban y les buscábamos dos o tres fondos donde invertirlos. Estos dos ejemplos no hicieron ver que hay un público totalmente desatendido y que no requiere tanto una persona física.

Llegó la moda de los robo advisors americanos. Si en Estados Unidos está funcionando, España es un país perfecto para que también lo haga porque los bancos desatienden al 85% de la población en el tema de la inversión. Además, las nuevas tecnologías nos permiten ir a ese nicho. Pensamos aportar lo mismo que estamos haciendo en banca privada utilizando la tecnología para dar un servicio igual a todo el abanico de personas. De hecho, ahora tenemos clientes con 1.000 euros hasta con más de un millón de euros. Al final, lo que estamos consiguiendo es que no importe el dinero que tengas sino la calidad del servicio. Por eso le damos mucha importancia al Premio Asesor Top 2018.

Finnovating Martín Huete

Martín Huete (Finnovating): “No necesitas ir al banco para invertir tu dinero”

La revolución digital ha llegado a todos los sectores, incluidos los bancos y aseguradoras. Martín Huete, WealthTech Partner en Finnovating y vicepresidente de la Asociación Española...

–Además, es un servicio económico: desde dos hasta 20 euros al mes como máximo, pero sin límite de inversión.

Miguel. Nos hemos dado cuenta de que la gente invierte 300.000 euros en un depósito al 0% y nos piden que les echemos una mano para lograr rentabilidad. Como saben que les vamos a cobrar 20 euros confían todo en nosotros porque les va a costar lo mismo que una cantidad mucho inferior.

Borja Nieto. Lo que pasa es que en banca privada muchas veces personas que tienen dos, tres bancos te preguntan qué hacer con su liquidez. Todos los banqueros dicen: “Trae el dinero conmigo y así gano más”. Nosotros queríamos eliminar todo tipo de conflicto de intereses. Al cliente le decimos las diferentes opciones, vamos a elegir la mejor sin importar dónde esté; lo que queremos es que esté en los mejores productos.

–¿Y si su banco tiene unos productos financieros muy malos?

Borja Nieto. Se lo decimos. De hecho hay bancos que no recomendamos porque tienen muy poca oferta y al final nuestro cliente tiene muchas más posibilidades de perder. Prefiero no tenerle como cliente, aunque es una faena, y decirle “estas son tus opciones, pero en tu banco no se puede hacer”. Desde esa independencia tratas de que cambie de banco, pero no todos lo hacen.

Miguel. Va muy ligado al modelo de cobro. Nosotros si el cliente tiene una comisión muy alta y el producto es malo no vamos a cobrar porque no va a ganar. Entonces tenemos que buscarnos la vida para estés siempre en los mejores productos. Hay bancos que tienen muy buenos productos y es mucho mejor que tenerlo parado en la cuenta corriente. Ahí, encantados de recomendar buenos productos. Es verdad que el producto que nosotros recomendamos es un 30-40% más barato que el que recomienda un banco porque nosotros miramos mucho la comisión. Ellos también, pero en su beneficio. Encontramos productos buenos y baratos.

Borja. Hay bancos en los que reducimos la comisión más de un 60% si se cambia de banco, por ejemplo. Ahí es donde ganas al cliente. Es difícil explicarlo y la cultura financiera de la gente no es muy alta. Cada vez se están informando más, van teniendo más conocimiento, pero estamos en una fase muy inicial. Por tanto, cuando les dices que vas a reducir un 60% sus comisiones es más fácil que cambien de banco. Nosotros primamos aquellos bancos que tienen una estructura abierta, es decir, que puedas comprar cualquier tipo de fondo. Ahora mismo en España no hay muchas entidades que lo hagan. Buscamos ese tipo de bancos estilo Renta 4, Bankinter, que puedes comprar cualquier tipo de fondo. Luego hay pequeñas cajas o incluso grandes bancos que tienen cinco-seis fondos donde es muy complicado que te ayudemos.

Miguel. No solo es buscar un fondo. Nosotros construimos una cartera global, diversificada y con productos descorrelacionados. Somos muy transparentes. Al final lo que buscamos es ser el mayor asesor financiero de España sin tener el dinero de los clientes. No es necesario que yo tenga tu dinero para poder ayudarte, lo cual es una mentalidad revolucionaria porque todos los bancos quieren tu dinero. Nosotros queremos tu confianza; tu dinero que lo tengan los bancos o quien decidas, nosotros te ayudaremos a moverlo. Es una mentalidad muy diferente y enfocada a gente no financiera. Somos el ayudante del inversor.

–¿Cómo os ven los bancos?

Miguel. No estamos quitando clientes a los bancos, los pierden ellos. Un banco que tiene siete fondos, todos suyos y una comisión del 2,5% ya sabe dónde está. No hace falta nadie venga y le diga que sus productos son caros y malos. A ese banco le damos igual y al resto, estamos muy alineados con ellos. En España los bancos mandan mucho, no como en USA. Tienen mucho control. Hay que intentar buscar una forma de que el cliente y el banco estén contentos, y Micappital gane. Lo que hacemos con las entidades es decir a sus clientes que están en cuenta corriente que inviertan en sus fondos.

–También hay una labor didáctica con el cliente, supongo.

Miguel. Es una labor muy importante porque el cliente muchas veces no sabe. De hecho, nuestra página web está diseñada para que el lenguaje sea muy sencillo y no haya palabras técnicas. El hecho de no tocar el dinero del cliente también genera mucha confianza.

Borja. Hemos tratado de eliminar todas las barreras de entrada que hay a la hora de invertir. El dinero está en tu banco, que te da más confianza, aunque no te guste el de la sucursal. Nosotros somos los primeros que nos vamos a pelear para que tengas los mejores resultados. Tú no ganas, nosotros no ganamos.

fintech

SOS: fintech al rescate de los directivos de la banca

Las fintech están siendo una especie de salvavidas para muchos directivos de la banca al ficharles, o al permitirles crear una nueva compañía.

–¿Cómo elegís los mejores productos?

Borja. Llevamos dos años constituidos. El primer año, donde conseguimos la licencia de la CNMV, fue solo de estudio de los fondos y montaje de la plataforma. No salimos al mercado hasta que no tuvimos todos analizados y controlados. Hicimos unos algoritmos en función de lo que ofrece cada uno de los bancos y cada vez que aparece un producto nuevo integrarlo. Al final, por un lado nos adaptamos al perfil de riesgo del cliente y por otro lado a su banco.

–La rentabilidad variará dependiendo del banco.

Borja. Aunque en líneas generales ha sido bastante parecido. Nosotros lo tenemos muy diversificado de forma global. También hemos tenido mucha suerte porque el peso de Estados Unidos al principio del año era mayor y luego lo fuimos reduciendo, justo cuando cayó. Hemos estado más protegidos y nos ha permitido tener mejores rentabilidades.

Nuestros clientes han finalizado 2018 con una rentabilidad media negativa del 2%, que para un año en el que el mercado europeo ha caído en torno al 15% está fenomenal. En enero, las carteras más agresivas están subiendo en torno al 8%. Al final, nosotros lo vemos como una carrera a largo plazo.

Miguel. Nosotros nos comparamos siempre con la rentabilidad del depósito. Nuestro cliente lo que quiere es ganar dinero. No estamos contentos con el -2% de 2018 aunque pudiéramos sacar pecho en el entorno financiero. Tenemos que intentar ganar dinero todos los meses. Por eso funciona el modelo de cobro de los 20 €/mes. Una vez que ha ganado un mes, el siguiente tengo que hacerle volver a ganar dinero. El seguimiento de la inversión es muy importante. De hecho, a nuestros clientes les sorprende mucho cuando les avisamos porque ha salido un fondo en su banco con menos comisiones y les pedimos que se cambien. Hacemos pequeñas correcciones para dar rentabilidad todos los meses.

Borja. Algunos clientes querían probarnos con menos dinero y ahí lo que hemos montado ha sido un escalado. Ahora estamos tratando de bajar los mínimos (el actual es de mil euros porque hay bancos que no te permiten invertir menos) y llegamos a hacerlo gratis para inversiones inferiores a los mil euros para que la gente se anime.

–¿Qué facturación tuvisteis en 2018?

Miguel. Hemos facturado muy poquito porque empezamos a captar los primeros clientes en enero de 2018 y han ido llegando durante el año, sobre todo al final del año que es cuando el mercado más ha bajado. Hemos facturado alrededor de 25.000 euros en 2018 y la idea está en hacerlo escalable, pasar de los 400 clientes que tenemos ahora a los 15.000-20.000 clientes en los próximos cinco años. Creemos que hay muchísima gente desatendida. Nuestra manera de trabajar es cobrar lo mínimo posible y solo a éxito para hacerlo rentable y sobre todo intentar que todo el mundo tenga ayuda, profesionalizar tu ahorro, saber que alguien ocupándose todo el rato de él.