La actual coyuntura económica está haciendo tambalear las cuentas de las grandes socimis. Merlin Properties y Colonial han sufrido fuertes caídas en las últimas sesiones, no tanto por el anuncio del nuevo impuesto de sociedades, sino porque el aumento de casos en Europa está obligando a los gobiernos a adoptar nuevas restricciones que frenan la recuperación y empeoran las perspectivas económicas.

En declaraciones a MERCA2, Joaquín Robles, analista de XTB, asegura que las socimis podrían sufrir durante los próximos meses la pérdida de clientes o impagos en sus alquileres que pudieran comprometer los flujos de caja proyectados para los próximos trimestres.

En este sentido, aunque la tasa de ocupación sigue por encima del 90%, los inversores temen que si se prolonga esta situación pueda seguir descendiendo. Una incertidumbre que les mantiene atentos a las novedades en cuanto a restricciones, y que podría verse reflejada en sus resultados trimestrales que presentarán a mediados de noviembre.

UN CAMBIO RESIDUAL

A las socimis también les ha supuesto un azote el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021, que contempla una subida al 15% en el Impuesto de Sociedades, una medida que supondrá un cambio residual, y no afectará al modelo de negocio de estas empresas, según BME.

Durante la presentación del informe ‘Socimis, solidez y valor para la recuperación’ a la que MERCA2 ha tenido acceso, Luis Molina, abogado fiscalista de Uría Menéndez, ha asegurado que EEUU y Australia ya soportan esta carga tributaria, y “no es algo que vaya a impactar en el modelo de estas empresas”.

Sin embargo, alerta de que este gravamen provocará un cambio en la forma de actuar de estos actores a la hora de invertir. “El modelo, en general, funciona, y es un régimen eficaz y equiparable. Y esta modificación de régimen supone un cambio residual”.

Por su parte, Alberto Segurado, director de deuda y finanzas corporativas de JLL España, asegura que el gravamen al 15% “es escueto”, y añade que “es probable que afecte a las socimis más pequeñas, o a los fondos propios, pero el efecto será bastante reducido”.

En este sentido, gigantes como Merlin Properties, Colonial o Lar España, quedarán exentos de tributar al 15% ya que reparten dividendos superiores al beneficio contable estipulado.

Además, califica de “injustificada” la caída de Merlin y Colonial en torno al 5% en la cotización tras conocerse esta nueva imposición. Para JLL esta subida impactará en las valoraciones trimestrales, pero hay motivos para ser optimistas ya que destaca el bajo apalancamiento y los contratos de alquiler estables.

“NO PONGAMOS PIEDRAS EN EL CAMINO”

Segurado destaca “la enorme solidez de las socimis, creemos que pueden convertirse en una palanca de recuperación. Tienen un fuerte atractivo para los inversores nacionales e internacionales. Competimos en igualdad de condiciones con el resto de REIT del mercado competitivo, y no le pongamos piedras en el camino”.

Asegura que son vehículos que han aportado visibilidad internacional al mercado español, y son generadores de liquidez y rentabilidad. Así, las socimis muestran “un estado de salud financiera muy interesante, con ratios muy interesantes y rentabilidades a fondos propios por encima del 10%”.

CAÍDA DEL 17% EN EL VALOR DE MERCADO

Actualmente cotizan en España 83 socimis, cuatro de ellas, Colonial, Merlin Properties, Lar España y Árima Real Estate en el mercado principal, y las 79 restantes en el mercado BME Growth de BME.

Según los datos de BME, a diciembre de 2019, las socimis registraban una capitalización bursátil de 25.733 millones de euros. Como consecuencia del covid-19, a cierre del pasado mes de junio el valor de mercado se situaba en 21.268 millones de euros, lo que supone una caída cercana al 17%.

En términos de negocio, a cierre de 2019 las socimis registraron ingresos por rentas de 2.060 millones, un 8% más con respecto a 2019, y un EBITDA de 1.700 millones, un 22% más que un año antes.

El beneficio neto alcanzó los 2.500 millones de euros, un 11% más, y la generación de caja neta fue superior a los 500 millones. En materia de retribución a los accionistas, estas compañías distribuyeron 1.254 millones de euros en dividendos durante el pasado 2019, un incremento interanual de más del 60%.

BUILD TO RENT Y LAS SOCIMIS

Jesús González Nieto-Márquez, director gerente de BME Growth, ha destacado que hay cada vez más socimis que se dedican al alquiler de vivienda. “Esto va a ayudar a estabilizar, e incluso, contener el precio del alquiler, ya que la gestión profesional y una economía de escala permitirá poner más oferta de alquiler, y esto contribuirá a un mejor acceso a la vivienda de alquiler con un precio más razonable”.

Para BME, “contar con este tipo de compañías es una magnifica opción de diversificación, en un momento en el que el tipo de interés esta al cero”. En cuanto al apalancamiento, estas compañías muestran una tendencia “bastante conservadora, con un ratio por debajo del 40%. Es un mercado muy interesante para poder apalancar”. Por último, auguran nuevas operaciones de compra de activos.