Mercadona ha conseguido vender 27 supermercados por 180 millones de euros a la firma de inversiones estadounidense LCN Capital Partners European Fund III.

La venta, liderada desde que saliera al mercado el pasado mes de marzo por la consultora CBRE, se ha realizado bajo la fórmula sale-leaseback (compra por arrendamiento posterior), por lo que la operación no afectará al funcionamiento de los supermercados, que continuará gestionando Mercadona como hasta ahora.

Esto inmuebles están repartidos por España, siendo Andalucía, Catalunya y la Comunidad de Madrid, donde se encuentran la gran mayoría.

El motivo de la venta se debe a que la compañía cuenta con un importante número de inmuebles en propiedad, fruto de las inversiones realizadas en adquisición de terrenos y locales durante los últimos años, y ahora ha decidido cambiar ladrillo por euros, con el fin de acelerar con sus propios recursos la “brutal transformación” en la que se encuentra inmersa Mercadona.

Los ingresos derivados permitirán a Mercadona abordar con una mayor agilidad el proceso de transformación brutal en la que se encuentra inmersa y que prevé culminar en 2023.

Una vez acabado, la compañía habrá realizado un esfuerzo inversor total de 12.000 millones de euros, de los cuales está previsto invertir 1.800 millones de euros este año para contribuir también de esta forma a acelerar la activación de la actividad económica en España y en Portugal.

Según Paul Santos Robson, Director Nacional de Inversiones Retail en CBRE, “las operaciones de sale-leaseback vuelven a ser frecuentes en el mercado retail y otros sectores donde las compañías buscan incrementar su liquidez y optimizar su balance”.

LCN Capital Partnes tiene 3.500 millones de activos bajo gestión y es uno de los principales actores del mercado sale-leaseback; su co-fundador, Edward V. LaPuma ya participó en varias de las operaciones de esta índole desde hace más de 20 años. Más recientemente, LCN ha cerrado un gran número de operaciones en varios países y diferentes sectores inmobiliarios.

Edward La Puma, ha comentado sobre la primera operación de sale-leaseback de LCN en España: “Nos enorgullece haber cerrado esta operación con Mercadona, una de las principales corporaciones de España. Nuestro objetivo desde LCN es buscar partnerships a largo plazo con los inquilinos-clientes. Seguiremos trabajando con Mercadona en este portfolio y estamos en situación de ofrecer a Mercadona cualquier tipo de operación corporativa con subyacente inmobiliario”.

Paolo Rosso, Director de LCN Capital Partners añadió: “Estos activos se encuentran ubicados por todo el territorio nacional y son críticos para el éxito del negocio, por lo que hemos negociado un contrato a largo plazo que permite a Mercadona total control operativo de los inmuebles”.

Salvador Evangelista, uno de los Directores de Activos Inmobiliarios de Mercadona, añade que se trata de “la primera operación en sale-leaseback para Mercadona y ha sido un placer trabajar con el equipo de LCN y CBRE durante todo el proceso”.

Société Generale y BBVA han actuado como sindicadores y financiadores de la operación para LCN. Herbert Smith ha asesorado al comprador en la compra y financiación, y Arshurst como asesores legales de los financiadores. Cushman & Wakefield ha representado a los financiadores en la Valoración de los activos.