Exterior primera tienda de Mercadona en Portugal en Vila Nova de Gaia, Oporto.

La llegada de Mercadona a Portugal se ha convertido en una auténtica amenaza para sus rivales. Con cuatro supermercados –y la previsión de alcanzar diez– Mercadona ha agitado el mercado minorista del país vecino generando una lucha de precios para poder competir con su marca blanca.

Portugal tiene uno de los mercados minoristas de alimentos con mayor número de promociones de Europa. Pero la dinámica esta cambiando. “Tras la estabilización de la participación de las promociones en las ventas, que llegó a alcanzar más del 46% entre 2010 y 2017, este mercado avanza ahora más a un consumo de productos de marca propia con precios simple”, apunta según analistas de Bloomberg. Culpa de ello la tiene la llegada de Mercadona y la concentración de sus primeros cuatro supermercados en Oporto.

La llegada de Mercadona a Portugal con cuatro supermercados ha aumentado la competencia y la lucha de precios

En este contexto, algunos competidores como Continente están invirtiendo en su oferta diaria de bajo precio, mientras que Lidl ha estado abriendo nuevas tiendas. Sin embargo, se espera que la competencia sea mayor cuando la empresa de Juan Roig despliegue toda su expansión en el país. Hasta finales de año, Mercadona pretende abrir otras seis tiendas en el norte de Portugal, en los distritos de Aveiro, Oporto y Braga. En 2020 abrirá otra decena y durante los próximos años prevé llegar a los 150 supermercados en Portugal.

No obstante, mantener el nivel de precios también dependerá de la eficiencia de Mercadona. Su bloque logístico ubicado en Póvoa de Varzim (Oporto) abastecerá a los supermercados del norte, y estará en constante comunicación con el centro logístico español en Villadangos (León), a 150 a 200 kilómetros de la frontera norte de Portugal.

LOS CINCO COMPETIDORES DE MERCADONA

Cabe destacar que el mercado portugués minorista de alimentos se concentra entre los cinco principales jugadores, que controlan casi un 60% de participación entre ellos. Todo lo contrario que en España, donde solo una empresa (Mercadona) acapara el 24,9% de cuota de mercado, mientras que la segunda (Carrefour) está muy lejos de competir de tú a tú con Roig, pues alcanza el 8,4% de cuota de mercado, según Kantar.

En el país vecino, Continente (Sonae) y Pingo Doce (Jeronimo Martins) compiten por el dominio con cerca de un tercio del mercado. Continente cuenta con 1.000 establecimientos (697 tiendas mayoritariamente bajo la marca Continente y 342 franquicias bajo la marca Meu Super). Por su parte, Pingo tiene 420 tiendas. Lidl e Intermarché compiten por el tercer lugar, invirtiendo en nuevas tiendas. La alemana llegó al país en 1995 y ya cuenta con cerca de 250 establecimientos.

El quinto competidor en Portugal es Auchan –representado en España a través de Alcampo– gestiona los hipermercados Jumbo y la cadena de supermercados Pão de Açúcar en Portugal, con un total de 33 tiendas (23 bajo la marca Jumbo y 10 bajo la marca de Pão de Açúcar) con un área total de 197.630 metros cuadrados, 30 tiendas BOX, 23 gasolineras, 23 tiendas Jumbo Saúde y Bem.

DIA

DIA arranca la venta de Max Descuento y estanca la de Clarel

Justo un año después de sacar a la venta las 34 tiendas de Max Descuento, el cash & carry de DIA, la...

La compañía española con más tiendas en el país es DIA a través de la marca adquirida hace años, Minipreço. Cuenta con cerca de 630 tiendas, tres almacenes y 3.900 empleados, según datos extraídos de su web. A este le sigue la cooperativa andaluza Covirán, con 300 supermercados y una estrategia de expansión que eleva a 400 los establecimientos para 2020. E.Leclerc y Aldi tienen posiciones pequeñas en Portugal. La segunda cuenta con 60 establecimientos.

MERCADONA EN PORTUGAL

La firma de Juan Roig constituyó Irmadona Supermercados (que significa hermana de Mercadona) en 2016, con un capital de 200.000 euros y una aportación de 10 millones. Así, el proyecto Mercadona Portugal está previsto que alcance los 260 millones de euros de inversión a finales de 2019, ya que la compañía tiene previsto invertir este año 100 millones de euros “para seguir creando riqueza y progreso” en el país, que se suman a los más de 160 millones de euros que ya ha invertido desde el anuncio del proyecto en 2016.

En concreto, la inversión realizada entre 2016 y 2018 se ha destinado principalmente a la construcción de los supermercados, de un bloque logístico ubicado en Póvoa de Varzim (Oporto) en una parcela de 50.000 metros, de sus oficinas en Oporto y Lisboa y de un Centro de Coinnovación en Matosinhos (Oporto), donde realizar sesiones de coinnovación con los clientes portugueses para el desarrollo de un surtido adaptado a sus gustos.