Mercadona

Mercadona tiene una capacidad innata para convertir ciertos productos en superventas. Los mochis, fabricados por Helados Estiu, fueron hace un par de veranos uno de los grandes reclamos. Pero de repente desaparecieron del lineal. Revuelo en las redes sociales, una explicación extraña… y vuelta. Un extraño misterio que quizá es sencillo de descifrar.

Todo empezó hace un par de veranos. Tras un éxito abrumador de ventas, los mochis desaparecieron, o aparecían solo en algunos establecimientos. De esta forma, miles de fan de estos heladitos de origen japonés se quedaron extrañados. ¿Qué había sucedido? ¿Por qué dejaron de estar en la sección de helados de la noche a la mañana? En muchas ocasiones el propio personal de Mercadona carece de esas respuestas para los clientes, así que los usuarios trasladaron sus dudas a las redes sociales.

Y es que en estos momentos no hay nada que tenga mayor altavoz que un trending topic suelto un sábado por la mañana. Si a eso sumamos una petición en Change.org, unos medios de comunicación que se hacen eco de la situación, ya tenemos el coctel perfecto. La compañía de Juan Roig tuvo que dar explicaciones en público.

Oficialmente Mercadona explicó que se habían retirado para trabajar en su textura. Argumentaban que no era del todo satisfactoria y que, por ello, habían decidido sacarlos del lineal. No se sabía, en ese momento, si era algo definitivo o temporal. Pero todo cambio.

LOS MOCHIS VUELVE A MERCADONA

Y de repente llegó 2020, la pandemia… y tras los revuelos de años atrás, los mochis volvían a Mercadona. De forma intermitente en algunos establecimientos. Pero han vuelto. Ahora bien, el misterio vuelve a sombrear sobre estos helados que recuerdan a los originales nipones elaborados con arroz. Su textura se mantiene prácticamente igual. El sabor es el mismo. Y los aromos no han cambiado. ¿Qué ha pasado con los mochis? ¿Por qué los sacaron del lineal si había problemas con la textura y vuelven igual?

Todas esas respuestas no las puede ofrecer Mercadona. Y en realidad ese misterio conduce al Levante español en forma de inversión económica para mejorar el desarrollo de la producción. Aquí es donde toma todo el protagonismo el proveedor: Helados Estiu.

Según ha podido conocer MERCA2 en las últimas cuentas de la heladera, presentadas en 2018, en el informe de gestión dejaba claros cuáles eran sus planes para los próximos años.

La compañía explicaba que llevaban unos ejercicios de inversiones moderadas y que, principalmente, el dinero había sido destinado para equipamiento en las distintas instalaciones. Aunque lo grande estaba por llegar. Los desarrolladores de los mochis exponían hace un par de años, justo antes de la enigmática desaparición, la empresa preveía realizar inversiones de 14 M€ para la construcción de una nave industrial en Cheste y la mejora en la calidad de los procesos ya existentes.

Es decir, que el propio proveedor de Mercadona ya contaba con un cambio en los proceso de elaboración para llevar mejoras en los productos. Y esta puede ser la explicación sencilla al misterio de los mochis. Un producto que ha ayudado mucho a que Helados Estiu haya alcanzado los 55,3 M€ de facturación en 2018, con un beneficio que sobrepasa los 2 millones de euros.

Un triunfo en toda regla que a buen seguro hará que la compañía ande con más prudencia cuando vuelva a sorprender a los clientes con cambios en el lineal. Porque los mochis de Mercadona se han convertido en un “must” dentro de la cesta de la compra. Y ahora eso no se puede revertir.

Comentarios de Facebook