Mercadona

Mercadona y Lidl son los dos supermercados más famosos de nuestro país. El supermercado de Juan Roig y el supermercado alemán ya forman parte de la cultura popular, con sus grandes productos comprados por millones de españoles. Eso sí, el confinamiento y la crisis sanitaria cambiaron muchas cosas, ya que los hábitos de consumo y las ventas de estos establecimientos se vieron alteradas.

Vamos a ver cómo han sido todos estos cambios de consumo durante la pandemia, viendo cómo han afectado a Mercadona, a Lidl y a otros grandes supermercados. Además, veremos cuál de los dos ha salido reforzado y los planes del otro para volver a ser el que era.

Lidl y Mercadona perdieron clientela durante la pandemia

En los primeros días de pandemia, se pudo ver una situación inusual, nunca antes vista en nuestro país. La gente pensó que iban a cerrar los comercios, así que hizo acopio de material, vaciando los supermercados de toda España. Eso sí, este efecto euforia duró solamente las primeras semanas, volviendo poco después a los hábitos de compra normales.

Eso sí, no todo volvió a ser lo mismo. Al estar en estado de alarma, se ponían muchas pegas a la hora de ir a un supermercado lejano. Mucha gente no es amiga de dar explicaciones a las autoridades, así que evitaron acudir a los grandes supermercados para evitar coger el coche, acudiendo en su lugar a los supermercados de barrio más cercanos a su hogar. Esta decisión también vino motivada por el miedo, ya que la mayoría intentamos estar fuera de casa el menor tiempo posible.

Todo esto afectó a los grandes supermercados, incluyendo al supermercado alemán y al supermercado valenciano. Los clientes que antes iban a estos lugares empezaron a ir al supermercado de su barrio, algo que hizo que se resintiera mucho la cuota de mercado de ambos supermercados grandes. Eso sí, esto hizo que los supermercados regionales ganasen terreno por primera vez en mucho tiempo.