Mercadona roba clientes a Burger King

La demanda de alimentos y bebidas está estancada, lo que obliga al sector de la distribución a hacer caja con alternativas. Los servicios de comida para llevar han resultado ser la fórmula mágica para tener peso en el exitoso ámbito del delivery. Burger King, McDonald’s y Telepizza son los principales perjudicados, ya que han visto caer su número de clientes a causa de esta práctica.

Mercadona inauguró recientemente su sección ‘Listo para comer’, donde ofrece gran variedad de productos, desde ensaladas hasta croquetas, pasta o hamburguesas. El estudio de la consultora Kantar sobre el segmento de platos preparados señala a Mercadona como líder. Así, el crecimiento registrado por la cadena de supermercados valenciana es del 67%.

Mercadona roba clientes a Burger King

Las cadenas de comida rápida están en la otra cara de la moneda. Las cifras relativas al tercer trimestre del año indican que el crecimiento de los supermercados en el área de comida rápida, cercano al 40%, deriva del robo de clientes a marcas como Burger King, McDonald’s o Telepizza. La más perjudicada es Burger King, que pierde un 10% de consumidores. En el caso de McDonald’s, Telepizza o Ribs la pérdida es inferior al 4%.

Alcampo, Carrefour o Bon Preu son otras de las marcas que lideran el ranking. El Corte Inglés es uno de los supermercados más conocidos por su sección de platos preparados. Algo menos conocida es la de DIA, quien ofrece este servicio en sus enseñas DIA&Go. Este último apuesta por los platos preparados en el momento, siendo el pollo asado la estrella de sus menús.

EL ‘DELIVERY’ REFUERZA EL CONSUMO

Glovo, Just Eat o Deliveroo son el filón de la restauración para afianzar clientes. Gracias a los servicios de delivery, los restaurantes se posicionan como la alternativa a cocinar en casa, donde ganan terreno a los supermercados y alcanzan casi tres millones de compradores en lo que va de año. El mismo informe de Kantar indica que nueve de cada diez ocasiones nuevas para la restauración son ganadas a la distribución.

Los restaurantes protagonizan la mayoría de las ofertas de las apps de reparto de comida a domicilio. Los supermercados, conscientes del tirón, no han dejado escapar la oportunidad de aliarse con el delivery. Es el caso de Carrefour y Glovo. Ambos actores tienen un acuerdo que implica que el usuario de Glovo puede hacer la compra en supermercados Carrefour a través de la app. Para incentivar la actividad ofrecen ventajas, como los gastos de envío gratis.

Las hamburguesas y las pizzas son los productos más demandados del delivery. No resulta extraño que el mayor descenso se de en cadenas especializadas en estos productos, puesto que, es donde mayor competencia existe. Pese a que Telepizza fue pionera en el reparto de pizzas a domicilio, al igual que Burger King hizo lo propio con las hamburguesas, su estrategia comercial debe cambiar.