La situación provocada por el covid-19 está cambiando la forma de comprar. No sólo se ha disparado la venta online, sino que los clientes están privilegiando el consumo nacional. Incluso el regional y el local. Los consumidores cada vez piden más información al respecto cuando hacen sus compras. Y, ahí, quien se lleva la palma de comprar producto en casa es Mercadona.

La compañía bajo la presidencia de Juan Roig gastó 19.970 millones de euros en compras en España en 2019. Ahí se incluyen los 1.400 proveedores Totaler, los 3.074 proveedores comerciales, y los 13.354 proveedores no comerciales o de servicios. En total, 20.000 pymes y productores de materias primas.

Tras Mercadona, quien alcanza un gasto más elevado en las compras a proveedores es Alcampo. Durante el último año, la enseña dio un importante tijeretazo al número de proveedores españoles. En concreto, se redujo un 40%. Su número se desinfló desde los 9.150, hasta los 5.420.

Con tan importante hachazo, el gasto de Alcampo en proveedores españoles se redujo un 23%. La cifra se situó en 2.750 millones de euros. Guarismos parecidos son los que tiene Alcampo con Mercadona en lo que respecta al número de productores locales y regionales con los que trabaja. En el caso de la firma francesa, hablamos de 23.000.

En el caso de Lidl, en su ‘nómina’ hay 750 proveedores españoles. Traducido a euros, la firma alemana adquirió producto nacional por valor de 4.600 millones de euros. Se trata de un 7% más que en 2018. Una seña de identidad de los productos comprados en España por Lidl es que una buena parte de ellos, en concreto, el 55%, se acaba exportando a otros países donde la cadena tiene tiendas.

LA COMPETENCIA DE MERCADONA

Berlín, París, Praga o Dublín son algunas de las ciudades en las que Lidl acaba colocando en sus tiendas productos made in Spain. Mercadona, por su parte, hace lo propio en sus tiendas de Portugal, el único país en el que ha decidido aterrizar.

De cara a 2020 y 2021, Lidl ya ha comprometido a los productores españoles compras por valor de 151 millones de euros. Aparte de las ventas regulares, Lidl suele realizar, unas tres veces al año, acciones promocionales específicas de productos nacionales en sus más de 10.000 tiendas de Europa y Estados Unidos. Dichas campañas se llaman ‘Sol & Mar’. De momento, ya ha realizado compras a la industria agroalimentaria española por valor de 66 millones de euros para 2020, y compromisos de 85 millones de euros para 2021. Los beneficiarios de las mismas serán 60 proveedores de toda España.

¿Y el resto? Carrefour cuenta con más de 8.300 proveedores españoles. Sin embargo, no ha facilitado el valor de dichas compras. En concreto, el 86% de los proveedores de sus lineales son españoles. Y el 90% es producto fresco de origen nacional. Por ejemplo, Socomo, su central de compras, adquirió 418.000 toneladas de fruta y verduras del campo español; también 7.600 toneladas de pescado comprado en 60 lonjas.

Así está la reforma del Santiago Bernabéu: espera la cubierta retráctil

El nuevo Santiago Bernabéu ha soplado velas. Las obras del recinto merengue han cumplido su primer año de los tres inicialmente previstos. Y...

Por lo que respecta a DIA, son 1.415 los proveedores locales con los que trabaja. En total, el 95% de su surtido es nacional. Tampoco ha facilitado el valor de las compras. Como tampoco lo ha hecho Aldi. En su caso, cuenta con 400 proveedores españoles. Y el 80% de su surtido está formado por productos elaborados y cultivados en territorio nacional. Leche, huevos, carne fresca, fruta y verdura, son toda del país de la piel de toro. Con todos estos números, el único que podría hacer frente a Mercadona es Carrefour.